El presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés, ha inaugurado las obras de ampliación, reforma y rehabilitación del Museo de Bellas Artes de Badajoz. Estuvo acompañado por el alcalde de la ciudad, Francisco Javier Fragoso, el diputado delegado de Cultura, Miguel Ruíz, la coordinadora del museo, María Teresa Rodríguez, y los arquitectos de las obras, Antonio Álvarez y Emilio Delgado.

Para llevarlas a cabo, la Diputación de Badajoz ha ejecutado una inversión de 5.400.000 euros, que han sido aportados íntegramente con fondos propios.

El alcalde de Badajoz se ha mostrado agradecido por los esfuerzos realizados y por los resultados obtenidos, y ha comentado que esta mejora supondrá un gran progreso para la ciudad. Al respecto, comentaba que el ver cómo se ha reinterpretado este espacio que dialoga la parte moderna con la antigua supone un gran avance. Una ciudad con Cultura es una ciudad llena de personas.

Valentín Cortés ha expresado que este es otro de los avances que está realizando la Diputación de Badajoz para recuperar el casco histórico de la ciudad, promoviendo la historia, la vanguardia, el arte y la arquitectura. El objetivo es impulsar la Cultura y el Turismo de la localidad y de la provincia.

Con esta ampliación hemos conseguido hacer del Museo un espacio único y continuo que relaciona la ciudad, las exposiciones y el patio para que los ciudadanos lo sientan verdaderamente como un espacio público, ha manifestado.

El diputado delegado de Cultura ha señalado la importancia de haber realizado estas obras para ampliar la colección de pintura y escultura y para hacer más atractiva la visita a este museo.

Tras el acto inaugural, los asistentes han realizado una visita acompañados por la coordinadora del museo, quien ha resaltado que gracias a estas mejoras los visitantes podrán disfrutar de las 2000 piezas de pintura y escultura que albergan estas instalaciones; obras pertenecientes a más de 400 artistas extremeños.

El arquitecto Antonio Álvarez ha señalado cuáles eran los objetivos que han tenido presente a la hora de diseñar un complejo museístico donde conviven dos edificios de finales del siglo XIX y dos nuevos edificios del siglo XXI. En total, alcanzan los 4.500 metros cuadrados de exposición.

Con la reapertura del nuevo museo concluye un proceso iniciado en el año 2006 cuando la Diputación de Badajoz convocó un concurso de ideas para desarrollar el proceso de ampliación.