El vicepresidente del Consorcio de Gestión Medioambiental de la Diputación de Badajoz, Juan Antonio González, ha presentado esta mañana en Llerena un nuevo camión recolector de residuos urbanos de reducidas dimensiones para la prestación del servicio en el casco histórico de la localidad.

El acto, celebrado en la Plaza de la Merced, ha contado  además con la presencia del primer teniente de alcalde de Llerena, José Francisco Castaño; y el gerente de PROMEDIO, Álvaro Jiménez.

La adquisición de este vehículo ha supuesto una inversión de  81.000 euros, cofinanciados por la institución provincial y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y supone una mejora “tanto de las condiciones de trabajo de los empleados como del servicio que se ofrece a los ciudadanos”, aseguró González.
Este camión, con una capacidad total de 5 metros cúbicos, hará su ruta diaria de recogida del contenedor resto por el casco histórico de la ciudad de Llerena, dando servicio a más de 6.000 habitantes.

A la renovación del recolector también se le suma la adquisición de 101 nuevos contenedores en Llerena en los últimos años, que han sustituido a aquellos que se encontraban rotos o en mal estado. Esto ha supuesto una inversión añadida de 14.000 euros.

Finalmente, el vicepresidente ha aprovechado la ocasión para pedir la “colaboración” de la ciudadanía para ejecutar de forma “correcta” el depósito de los residuos, “en bolsas bien cerradas, dentro de los contenedores y en los horarios establecidos, para que este esfuerzo inversor tenga sus resultados”, concluyó.

Inversión total en residuos
En la presente legislatura PROMEDIO ha renovado gran parte del parque de vehículos que se dedican a la recogida de residuos urbanos en los 75 municipios de la provincia donde presta servicio.

En total se han adquirido veintinueve vehículos y renovado más de 2.000 contenedores en los cuales depositan sus residuos diariamente 160.000 habitantes.
La inversión global asciende a 5 millones de euros, 4,1 millones procedentes de fondos propios de PROMEDIO y casi 900.000 euros cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).