El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha inaugurado hoy la Asamblea General de la Red Extremeña de Desarrollo Rural (Redex), que se celebra en el Parlamento regional, un acto al que han asistido, entre otros, el presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés; o el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri.

El jefe del Ejecutivo regional ha reivindicado que «el mundo rural no puede ser el hermano menor de lo urbano, como algunos pretenden hacer ver» y ha criticado a «los que sólo tienen un discurso, el discurso yupi de las ciudades y de los cascos antiguos».

Monago ha destacado el comportamiento «intachable» de los 24 Grupos de Acción Local (GAL) existentes en Extremadura y ha resaltado que hayan agotado el presupuesto que tenían y, además, lo hayan empleado bien.

Valentín Cortés, por su parte, ha reivindicado la labor que desarrollan los GAL y el papel de la Diputación de Badajoz en las políticas de desarrollo local y ha abogado por incluir «todas las necesidades y problemas del mundo rural» en la nueva programación de fondos europeos, así como integrar estas políticas con las del ámbito urbano.

En sintonía con las actividades de los Grupos de Acción Local, la Diputación de Badajoz se consolida como una institución clave para la realización de las Políticas de Desarrollo Local, que emanan de la administración regional, la nacional y las instituciones europeas. En este sentido, “no sólo es un cooperador necesario, sino que, además, proporciona el enfoque local, imprescindible para que estas políticas se implanten equilibradamente en todo el territorio provincial y respondan a los intereses e inquietudes municipales”, sostiene el presidente de la Diputación pacense.

En este sentido, ha añadido, la confluencia entre las políticas de desarrollo rural y la estrategia Leader “nos ha llevado a asumir y a firmar, en el mes de noviembre, en Bruselas, los principios establecidos en la Carta Multinivel que fue aprobada por el pleno del Comité de las Regiones”.

Esta Carta compromete y exige a todas las instituciones el fomento de la participación y la asociación entre todas las partes interesadas -públicas y privadas-, como elemento relevante para la elaboración de políticas, así como el máximo respeto a los principios de subsidiaridad y proporcionalidad en la elaboración y desarrollo de estas políticas. Por último, Cortés ha finalizado su intervención señalando dos aspectos claves para el futuro de esta región, “la necesidad de conciliar, reconocer e integrar las políticas del espacio urbano y el territorio rural, que en absoluto son contrapuestas; y, en segundo lugar, la creación y definición de espacios que fomenten la cooperación, la planificación y la colaboración entre las entidades públicas y privadas”.

La vicepresidenta primera del Parlamento extremeño, Consuelo Rodríguez Píriz, también ha tomado la palabra en la Asamblea,  haciendo hincapié en el hecho de que las instituciones extremeñas «están obligadas» a buscar nuevas fórmulas para garantizar el futuro de los pueblos y ha puesto de relieve que el 89 por ciento del territorio y el 69 por ciento de la población de la región es rural.