El presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés, ofreció ayer una charla a los alumnos del Instituto de Educación Secundaria “Alba Plata” de Fuente de Cantos para hablar sobre las diputaciones provinciales y, en concreto, de la de Badajoz.

Cortés inició su discurso reconociendo que hasta hace muy poco, las diputaciones eran las grandes desconocidas. “Muchos de vosotros estáis recibiendo servicios que presta la Diputación pero no lo sabéis. Pero cuando se empieza a poner en duda la labor de las diputaciones, queremos hacer un esfuerzo de mayor de visibilidad para que se sepa lo que hacen”, precisó.

El problema surge, según el presidente, cuando con la misma denominación tenemos modelos muy diferentes, por lo que matizó que “seguramente habréis escuchado que hay una Diputación que ha hecho un aeropuerto. Nosotros no hacemos aeropuertos pero si planes como el Revitaliza y otros de obras en municipios”.

El artículo 141 de la Constitución indica que el gobierno y la administración autónoma de la provincia estará encomendada a las diputaciones. La provincia de Badajoz tiene más de 21.000 kilómetros cuadrados, la componen 165 municipios con una densidad muy baja de habitantes por kilómetro cuadrado. De esos municipios, 138 son menores de 5.000 habitantes. Esto condiciona las funciones que lleva a cabo la Diputación pacense. De esos 138, 97 tienen menos de 2.000 habitantes, y entre 2.000 y 5.000 hay 41. La acción de la Diputación, preferentemente, se realiza en las localidades de menos de 20.000 habitantes.

Cortés se preguntó si hay algo que impida actuar en el resto? A lo que respondió que no. “Pero consideramos -añadió- que esa es nuestra función y de hecho la nueva legislación lo que quiere es acotar que esa intervención se de en esos municipios. El problema es que también nos quieren acotar las competencias, y ahí soy beligerante porque creo que lo que dejemos de hacer no lo va a suplir ninguna otra administración, si no no me preocuparía”.

La Ley de Bases de Régimen Local del 27 de diciembre de 2013, llamada de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local está recurrida ante el Constitucional por más de 3.000 municipios y algunos parlamentos autonómicos. Y es así, recordó Valentín Cortés, “porque creemos que esa Ley ataca la autonomía municipal. Si realmente quedan para los municipios cinco competencias -limpieza viaria, alumbrado público, recogida de basuras, cementerios, parque público y policía local-, de lo demás como temas culturales, deportivos, bienestar social, etc, no hay nada. Insisto, si lo que falta lo cubriera otra Administración, estupendo, pero al final lo que venimos haciendo no lo cubre nadie más”.

En otro momento de su charla, Cortés precisó que lo que marcan las leyes citadas como competencia de la Diputación son la coordinación de los servicios municipales entre sí para asegurar la prestación integral y adecuada en la totalidad del territorio; una asistencia y cooperación tanto jurídica y económica como técnica, garantizando los servicios de este tipo a los municipios menores de mil habitantes mediante el trabajo de secretarios e interventores; la prestación de servicios públicos de carácter supramunicipal (como los consorcios que se dedican, por ejemplo, a los residuos o a la prevención y extinción de incendios); la administración electrónica y la contratación centralizada a través de las nuevas tecnologías; seguimiento de los costes efectivos de los servicios; la coordinación mediante convenio con la Comunidad Autónoma para el mantenimiento de determinados consultorios médico, algo que todavía no se está llevando a cabo; y el fomento socioeconómico de la provincia.

¿Cómo se organiza la Diputación de Badajoz? En este aspecto, Cortés dijo que consta de un presidente, un vicepresidente en el caso de la Institución pacense y los diputados en orden de 27. Existe después la Junta de Gobierno y comisiones informativas donde se tratan los temas que se llevan al pleno para su aprobación. Respecto a las áreas, Valentín Cortés las resumió en Presidencia, Cultura y Deportes, Fomento, Recursos Humanos, Nuevas Tecnologías, Economía, un departamento de Agricultura y Ganadería, otro de Bienestar Social, una Residencia Universitaria, una Imprenta y el Boletín Oficial de la Provincia que tiene la característica de Servicio. Además, la Diputación de Badajoz se ha dotado de otras formas jurídicas como patronatos (Turismo y Tauromaquia), organismos autónomos como el de Recaudación y Desarrollo Local, y consorcios como el de Extinción de Incendios y el medioambiental de Promedio destinado a cubrir dos ciclos integrales, el del agua y el de los residuos.

¿Qué características debe tener una Diputación del siglo XXI?, se preguntó el máximo responsable de la Institución pacense. Pues “centrado nuestra actuación en los municipios menores de 20.000 habitantes, si bien estamos presentes en consorcios como el López de Ayala de Badajoz o el de la Ciudad Monumental de Mérida, tenemos un Museo de Bellas Artes recientemente inaugurado tras su ampliación, el único Conservatorio Superior de Música de la región sin ser de nuestra competencia, además del Profesional, acuerdos y convenios para llevar diferentes manifestaciones culturales a los pueblos, apoyo turístico y deportivo, publicaciones... Y hemos conseguido proyectos europeos que están sirviendo para dinamizar el sector más productivo, el desarrollo local, como los 14 centros integrales de desarrollo y 5 incubadoras de empresas con presencia público-privada”.

Para finalizar, Cortés manifestó que se dedican la mayoría de los recursos a los pueblos menores en obras, servicios, carreteras (la red secundaria mejor del país) y otras ayudas que tratan de igualar el mundo rural con el urbano y así evitar la despoblación, incentivando, sobre todo, el empleo.