Las calles de Alburquerque vuelven a ser escenario por quinto año consecutivo del Downhill (DH) urbano, un deporte de aventura en el que los competidores descienden por peligrosas gradas y empinadas calles repletas de grandes saltos y complicados obstáculos.

Participarán unos ochenta ciclistas no solo extremeños, sino también de diversos puntos de la geografía española, Portugal e Inglaterra.

El recorrido del descenso es de dos kilómetros y en el mismo se alcanzan velocidades de hasta 60 km/h. Como en la edición anterior, comenzará en el Patio de Armas del Castillo de Luna y continúa por las calles del Barrio Medieval para finalizar en el Paseo José Castro Canchales. Uno de los lugares más espectaculares de la prueba es el descenso por las Escaleras del Patíbulo donde los participantes realizan el salto más espectacular de la competición.

A la presentación del V DH de Alburquerque asistieron la concejala de Deportes, Nerea Pámpano; el responsable del Patronato de Deportes, Agustín Rubio, y el director de la empresa ALOTROLADO MTB, Javier Martín, como organizador del evento.

Todos coincidieron en la importancia de esta prueba no solo en el aspecto deportivo, sino también turístico. En esta edición, los participantes y acompañantes podrán recorrer las calles de esta localidad medieval y visitar el Castillo de Luna.

El V DH está incluida en las actividades de «Alburquerque, ciudad del deporte» que se desarrollarán hasta el mes de agosto.