El presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés, ha asistido a la inauguración del XXVI Salón de Jamón Ibérico de Jerez de los Caballeros que se celebra hasta el próximo domingo. En su intervención ante las autoridades y público presente ha indicado que del trabajo que realiza la Institución Provincial a través de su Patronato de Turismo y su Área de Igualdad y Desarrollo Local con el objetivo de mejorar la posición que, como destino turístico, ocupa la provincia de Badajoz, “destaca con nombre propio el Jamón Ibérico, un producto único y de excelente calidad que es sin duda un símbolo de nuestro territorio. Se trata ahora de añadir a sus bondades gastronómicas sus posibilidades como recurso turístico”.

Para lograrlo, Cortés es consciente de que se necesitan medios económicos y humanos, pero también un trabajo de diagnóstico y reflexión previos al diseño y definición de las líneas estratégicas para el desarrollo del sector.

“Y éste es el trabajo que la Diputación de Badajoz ha venido realizando desde hace unos años y que culminó con la presentación del Plan Director del Turismo de la Provincia de Badajoz, en el que han participado tanto empresarios del sector turístico como los agentes que actúan directamente sobre el territorio”, ha recordado el presidente provincial.

Sobre estas bases se originó el club de producto Ruta del Jamón Ibérico Dehesa de Extremadura, un proyecto al servicio de los empresarios turísticos y que repercute también en los productores, puesto que pretende aunar esfuerzos en torno al cerdo ibérico, la gastronomía relacionada con él, las técnicas de elaboración y su cultura con el fin de captar nuevos visitantes, haciendo que se acerquen a las comarcas pacenses atraídos por una de las principales señas de identidad de la provincia.

El Club de Producto persigue tanto la mejora en la producción de productos agroalimentarios locales de alta calidad como la puesta en valor de los recursos naturales y culturales de la dehesa, “ejemplo único e histórico de producción sostenible en nuestro medio rural”, recordó Valentín Cortés, para añadir que “ibérico y dehesa van de la mano y se complementan a la perfección”.

20150507133806_f4
En este sentido, el responsable de la Diputación considera al cerdo ibérico como una eficaz herramienta para la conservación y desarrollo del espacio adehesado que es, además, susceptible de otros muchos aprovechamientos como la ganadería extensiva o diferentes cultivos agrícolas, la extracción de corcho, la caza, las leñas y carbones o el aprovechamiento micológico, y por ende, el sector turístico.

“Descubrir la dehesa resulta una experiencia extraordinaria para el visitante que puede disfrutar de su incuestionable atractivo medioambiental con un simple paseo”, ha afirmado, añadiendo que  la Diputación pacense pone al alcance de quienes lo deseen diferentes actividades que a lo largo del año y en distintos enclaves se organizan en este exclusivo entorno, ya sea observación de aves y visitas a ganaderías como experiencias gastronómicas relacionadas con el ibérico.

“Vamos así, paso a paso -ha subrayado-, incrementando la importancia económica y la repercusión social que tanto la dehesa como el sector del ibérico tienen para nuestra provincia, impulsando su potencial de generación de riqueza y empleo y contribuyendo a la fijación de población rural en sus núcleos”.
En otro momento de su intervención, Cortés ha citado algunas de las acciones llevadas a cabo en el último año para promocionar el ibérico: “hemos acercado el Salón del Jamón a medios de comunicación y empresas del sector jamonero en Madrid y Sevilla, hemos realizado una jornada de trabajo con mas de 50 periodistas de turismo nacionales en Jerez de los Caballeros y hemos contribuido a su presencia en todas las ferias gastronómicas nacionales a las que asistimos, Madrid Fusión, San Sebastián Gastronómika, Forum Gastronómico de La Coruña y Gerona…”.

También se favorece desde la Institución Provincial la mejora y modernización del sector a través de acciones formativas e informativas, asesoramiento a emprendedores y empresarios, además de programas puestos en marcha por el Área de Igualdad y Desarrollo Local y su Red de Centros Integrales de Desarrollo.
“En definitiva, entendemos la Ruta del Jamón Ibérico en la provincia de Badajoz como una oportunidad para nuestros restaurantes y alojamientos, pero también para nuestros productores, una iniciativa abierta a todos que quiere contar con su participación y que está a su servicio”, ha concluido.