Se ha presentado en la Feria del Libro de Badajoz la publicación “La voz apasionada”, poemario de Julio Castro ilustrado con dibujos de Timoteo Pérez Rubio que ha editado el Museo de Bellas Artes de Badajoz, MUBA. Esta obra hace el número 9 de la Colección Rescate, una nueva publicación  que en palabras de la responsable de la pinacoteca provincial, Mª Teresa Rodríguez, pretende “dar a conocer la presencia de un ejemplar de esta especial edición entre los fondos de la biblioteca del MUBA, pues este conserva el nº48 de la tirada y se suma con ello al muy limitado número de instituciones que disponen de algún ejemplar”.

“La voz apasionada” ha reunido en la Carpa de la Feria del Libro al presidente de la Diputación, Valentín Cortés; el diputado-delegado del Área de Cultura, Miguel Ruíz; y la mencionada Teresa Rodríguez.

Los dibujos que ilustran el poemario de Castro no son desconocidos para los expertos y conocedores de la obra de Pérez Rubio desde que los creó en 1932, pero el MUBA ha querido sacarlos de nuevo a la luz para contribuir a su difusión y poner a disposición de los especialistas el original conservado en la biblioteca del museo. El museo se suma con ello al muy limitado grupo de instituciones que disponen de algún ejemplar como la Biblioteca Nacional, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Castilla la Mancha, la Universidad de Málaga, la Biblioteca Central de la UNED y la Biblioteca de la Residencia de Estudiantes de Madrid dependiente del CSIC.

En esta Edición  de la Colección Rescate se presentan la portada original y los doce dibujos interiores con los poemas a los que originalmente acompañan, además del poema inicial de Antonio Machado que sirve como prólogo al libro: “Siento fuertemente la llamada del mar; es una voz apasionada como un olor exótico que me inquieta aquí, en mi ventana, sobre el oscuro patio”.

“De los dibujos se destaca el carácter surrealista como uno de los elementos que los hacen indiscutiblemente atractivos y originales dentro de la producción del pintor extremeño”, sostiene Rodríguez, añadiendo que desde el punto de vista formal estas ilustraciones son testimonio de un surrealismo cercano en su formulación a las de otros artistas del momento como Benjamín Palencia o Alberto. Con ellos, Pérez Rubio lleva sus postulados artísticos a un territorio inexplorado por él, al tratarse de un trabajo destinado a ilustrar una obra literaria y no una obra artística plasmada al óleo, técnica en la que nunca llegó a mostrar las formas desarrolladas en estos dibujos.

La Diputación de Badajoz está presente en la Feria del Libro con dos stands. Por un lado el dedicado al Departamento de Publicaciones y por otro, el del Museo de Bellas Artes de Badajoz, MUBA, que por la fuerza de su propia identidad lleva nueve años consecutivos participando de manera activa en este encuentro anual de las letras.20150512141429_f5

“Este año 2015 es un año especial para la institución museística ya que, como todos ustedes saben, el pasado 31 de marzo el MUBA abrió al público sus nuevas instalaciones, con un gran éxito por parte del público general”, destaca el presidente de la Diputación de Badajoz.

El nuevo impulso que proyecta al museo en estos momentos se diversifica para atender distintas necesidades que hoy día ocupan las obligaciones de los museos. En este sentido, la Diputación de Badajoz quiere potenciar la importancia de la existencia de las bibliotecas especializadas de los museos, apoyando la propia del MUBA.

Cortés destaca que “esta biblioteca cuenta con más de 4.000 títulos en sus fondos. Ya desde sus inicios, como así refleja el que fuese primer director de la institución, Adelardo Covarsí en alguna memoria del museo en sus primeros años, había una preocupación sincera por la formación de una biblioteca propia”.

Valentín Cortés no ha querido pasar la ocasión para informar sobre la firma de un convenio con la Universidad de Extremadura mediante el cual alumnos de Historia del Arte y de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación van a realizar sus prácticas formativas en la Biblioteca especializada del Museo de Bellas Artes de Badajoz, “que se plantea como objetivo más inmediato la informatización de sus fondos, que hasta este momento no ha podido llevarse a cabo”.

La Colección Rescate hace hincapié en temas o creaciones relacionadas con el Arte, fundamentalmente de Extremadura y de pintores extremeños. Abrió la colección la reedición de las impresiones de Adelardo Covarsí en su viaje a Italia de 1910, seguido de los Romances de Extremadura ilustrados por Antonio Blanco Lon de 1929 y los dibujos inéditos de Amador Purificación, Carrasco Garrorena y Pérez Comendador, así como los Manuales Didácticos de Pérez Jiménez, el Tratado de cómo trazar vidrieras conservado en el Real Monasterio de Guadalupe o la recopilación de las críticas artísticas de Antonio Zoido.