Cuenta atrás para que Villafranca vuelva a vivir una de sus citas más esperadas, la romería de San Isidro, días en los que los ciudadanos se trasladan a una ciudad temporal que se ubica en la pradera de San Isidro para disfrutar de jornadas de convivencia y de ocio, degustando la gastronomía típica y los buenos caldos junto con familia y amigos.

Esta romería del 2015, organizada por la Hermandad de San Isidro, cuenta con un programa de actos que mezcla la tradición con novedades, que han decidido incluir la nueva directiva, al frente de la cual se sitúa José Manuel Rama, y que esperan sean bien acogidas por la ciudadanía.

La primera cita será este mismo domingo, con la procesión de traída del santo, a partir de las 18:30 horas desde la ermita y hasta la localidad, un camino al que se invita a participar a todos aquellos que lo deseen y que acompañen al patrón de los campos bien a pie, a caballo o en carroza. Esta procesión culmina en la parroquia del Valle, donde se celebrará el mismo domingo, lunes y martes, el triduo en honor al santo. Antes, por la mañana, desde las 9:30 en la explanada de Leguex, la Asociación Ecuestre de Villafranca organiza un año más el concurso de enganches. Una cita que sin duda sorprende a todos aquellos que se acercan a presenciarlo.

Desde la hermandad se recuerda a todos los romeros que deseen acercarse a la pradera, que la moderación en el consumo de alcohol es fundamental para disfrutar de una buena romería y que hay un servicio de autobús gratuito, que acercará a todos los interesados a la pradera o a Villafranca, según deseen. Los horarios de este transporte serán: el viernes y sábado de 12 del mediodía a 6 de la madrugada y el domingo de 12 del mediodía a 20 horas. Servicio gratuito que partirá de la plaza de Juan Carlos I.

Por último, la Hermandad de San Isidro invita a todos los villafranqueses así como a los visitantes que lo deseen a disfrutar de días de convivencia y de diversión, de tradición, de amigos y de familia, ya que para ello se han organizado actividades para todos los romeros, independientemente de su edad.