Un nuevo título de la colección Historia que edita el Departamento de Publicaciones de la Diputación Provincial se presentó ayer en la Feria del Libro de Badajoz. Se trata de “Extremeños condenados a galeras. Delito y represión en tiempos de Felipe II” de Jessica Carmona Gutiérrez.

Francisco Muñoz, director del Área de Cultura de la Institución pacense, habló en la presentación del trabajo de la colección Historia, que incluye obras “que no hubieran sido posible sin la Universidad de Extremadura por la calidad y cantidad de colaboradores que trabajan en ella y han investigado en temas como la masonería, la república, la reforma agraria, el reino taifa de Badajoz, la esclavitud en la baja Extremadura o la desamortización de Mendizábal, por nombrar algunos títulos entre los sesenta ya publicados”.

Esta colección surgió para el mejor conocimiento de la historia común.

Las profesoras de Jessica Carmona,  Isabel Testón Núñez y Rocío Sánchez Rubio, doctoras en Historia Moderna y profesoras titulares de Historia Moderna en la Universidad de Extremadura, fueron las encargadas de presentar el libro y a su autora.

Isabel Testón recordó al público presente que Jessica “forma parte de nuestra enseñanza a muchos niveles y su juventud no impide que sea una gran historiadora que se ha curtido con un trabajo bien hecho como este que nos ocupa hoy”. De sólida formación histórica, Carmona pertenece a una nueva generación de investigadores extremeños que a pesar de la crisis ha apostado por seguir en Extremadura, estudiando la violencia en la frontera con Portugal, la transgresión, pues “le interesa descubrir las causas de esa transgresión y uno de los castigos de esa violencia, la pena a galeras”, concretó Testón.

Con el fin de afrontar las campañas marítimas, especialmente las dirigidas a acabar con el dominio turco en el Mediterráneo, Felipe II se propone crear una gran escuadra, para lo cual promulga un año después de la batalla de Lepanto la Real Cédula de 1572 con la intención de surtirla de remeros. Ladrones, violadores, asesinos, desertores, vagabundos, gitanos o moriscos, serán los elegidos para este fin, los condenados a galeras procedentes de todas las justicias del reino y, por ende, de Extremadura.
La autora nos da a conocer, además de otras penas como la vergüenza pública, los azotes o el destierro, el funcionamiento del sistema judicial de la segunda mitad del siglo XVI, así como el discurrir de los procesos judiciales, duración de condenas y medios para evitar ir a galeras por cuanto suponía una muerte en vida.

Para Rocío Sánchez Rubio, existía un enorme abismo del sistema judicial en la sociedad del pasado. “Entonces se castigaba el delito hasta con pena de muerte, si bien muchos de ellos se resolvían mandando a los reos a galeras”, explicó.

Esos galeotes eran forzados a remar en condiciones infrahumanas. La mayoría los mandaban como remeros para controlar el Mediterráneo en la armada de Felipe II. A partir del siglo XVI, las galeras tenían como escenario el Mediterráneo, después se trasladó al Atlántico hasta finales del XVIII. Los remeros eran asesinos, violadores, ladrones y herejes, además de gitanos, vagabundos o moriscos por el mero hecho de serlos.

Entiende Sánchez Rubio que el trabajo de Jessica “nos aproxima a la realidad de los remeros extremeños tras estudiar la documentación existente en el Archivo General de Simancas, donde encontró muchos dramas personales.

Esos dramas son a los que la autora ha tratado de dar voz. Fueron más de un centenar de hombres extremeños con sus dramas personales los que fueron condenados a galeras. Carmona lo que ha pretendido es ahondar en el estudio de la llamada “chusma” y analizar sus crímenes y castigos. Entonces, aclara. “había un interés prioritario de una monarquía sedienta de remeros”.

Jessica Carmona Gutiérrez nació en Villanueva de la Serena en 1983. Licenciada en Historia por la Uex, ha centrado sus estudios en el análisis de la violencia y la justicia en Extremadura del periodo moderno, tal como lo confirma su Trabajo de Grado, “Violencia y conflictividad social en Alta Extremadura a finales del Antiguo Régimen”, y el máster de investigación en Artes y Humanidades que ha dado origen a esta interesante obra.

Premio extraordinario de licenciatura por la Uex, ha sido galardonada con el premio para jóvenes investigadores de la Fundación Xavier Salas. Tiene en su haber varios artículos publicados sobre su especialidad y actualmente está trabajando en su tesis doctoral.