La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Extremadura ha mantenido una reunión hoy con el director de la AICA, José Miguel Herrero, para tratar los desequilibrios que se dan en la Cadena Agroalimentaria extremeña: «Durante muchos años hemos pedido una ley que regule las relaciones en la Cadena, ahora pedimos que esta ley se cumpla», ha señalado Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE durante la rueda de prensa posterior a la reunión.

Huertas ha incidido en que es necesario acabar con los abusos que sufren agricultores y ganaderos, «los eslabones más débiles» de la cadena, que en múltiples sectores entregan sus producciones sin saber ni el precio ni las condiciones de pago: «No podemos seguir financiando al resto de la Cadena», en relación al retraso en los plazos de cobro, que Herrero ha identificado como uno de los principales problemas que se dan en Extremadura, ya que la ley recoge que la producción debe cobrarse «como máximo un mes después de ser entregada».

Huertas ha hecho hincapié en que es necesario que los agricultores y ganaderos exijan que los contratos recojan precio y condiciones de entrega «por escrito» y que estos se firmen antes de la entrega de la producción: «Si en los contratos no se establece un precio por encima de los costes de producción, el sector agrario no tiene futuro en Extremadura». Por ello, la organización ha propuesto un modelo de contrato para la fruta, sector clave en Extremadura y en el que se registra una mayor desprotección de los productores.

Asimismo, UPA-UCE ha identificado otros sectores en los que también hay problemas para hacer cumplir la Ley, como son la ganadería, el viñedo, la aceituna de mesa o el pimiento para pimentón.

Por su parte Herrero se ha comprometido a que la Agencia «persiga y sancione» todas las prácticas abusivas que se den en la Cadena. En este sentido, Ignacio Huertas ha recalcado que «es imprescindible» la implicación de la Administración regional para controlar que no se produzcan abusos como la venta a pérdidas, competencia directa del GOBEX y en la que «no se está actuando».