La persecución de la venta a pérdidas, la revisión de la Ley Agraria, la vuelta al anterior sistema de seguros agrarios, la recuperación de las campañas públicas de sanidad animal y vegetal o el desarrollo de un plan para sectores estratégicos de la región, como es el caso del olivar tradicional; son valorados de forma «muy positiva» por la organización profesional agraria. Para Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura, es necesario que el nuevo Ejecutivo «retome el diálogo con los agricultores y ganaderos» para promover el desarrollo del sector en la región.

Ayer Guillermo Fernández Vara, secretario general del PSOE Extremadura y más que probable futuro presidente de la Junta, ofreció un discurso de investidura en el que explicó sus propuestas para los próximos cuatro años.

En materia agraria, desde UPA-UCE Extremadura aplauden «que se reabra el diálogo con la Administración y se escuche por fin a los agricultores y ganaderos», ya que según Ignacio Huertas: «tenemos mucho que hacer para recuperar cuatro años en los que el Gobierno regional nos ha dado la espalda».

En este sentido, Huertas hace hincapié en varios anuncios realizados ayer por Vara: «La vuelta al anterior sistema de seguros agrarios es muy positiva, también valoramos positivamente el anuncio de campañas públicas de sanidad animal y vegetal». Junto con la recuperación de estas medidas, Huertas señala que se da «un paso más en el reconocimiento a la actividad agraria» con las propuestas como la creación de un plan de desarrollo para sectores estratégicos como el olivar tradicional o la regulación, vigilancia y sanción de prácticas abusivas como la venta a pérdidas: «Todos los actores de la Cadena debemos cumplir la Ley, ni más ni menos».

Además, la revisión de la Ley Agraria; la puesta en valor de la dehesa, la transhumancia y el pastoreo; la mejora de los apoyos a las Denominaciones de Origen y los Consejos Reguladores o el fomento de la agricultura ecológica «son buenas noticias que mejorarán el desarrollo de la actividad agrícola y ganadera en la región», destaca Huertas: «Queda mucho trabajo por hacer y, aunque tengamos voluntad de cambio, hay aspectos que habrá que negociar con el Ministerio, como la revisión de los acuerdos de la aplicación de la reforma de la PAC en Extremadura. Si el nuevo Gobierno regional quiere acabar con las injusticias y promover un modelo agrícola y ganadero que genere empleo y riqueza en la región, Guillermo Fernández Vara contará con nuestro apoyo», ha concluido.