El acto que se desarrolla hoy en el Palacio del Vino y la Aceituna de Almendralejo busca encontrar soluciones a los principales problemas del sector: precios por debajo de costes, ausencia de contratos homologados y las dificultades con los Planes de Reestructuración son algunos de los asuntos que los expertos asistentes tratarán hoy en esta jornada.

La inauguración de la jornada ha estado a cargo de Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE, que ha destacado que la jornada se estructura en tres puntos básicos: la implantación de la reforma de la PAC en el sector vitivinícola, la puesta en marcha de la Ley de la Cadena Agroalimentaria y sus repercusiones para el cultivo y la situación actual de la campaña.

Sobre la aplicación de la nueva PAC, Huertas recuerda que desde UPA-UCE Extremadura «hemos rechazado la reforma por ser especialmente injusta con los viticultores». En este sentido, el secretario general de UPA-UCE denuncia que el sistema de pagos directos «genera más desigualdad, porque algunos agricultores cobrarán ayuda y otros no».

En relación al desarrollo de la Ley de la Cadena Agroalimentaria, Huertas opina que «necesitamos que tanto la Ley de la Cadena Agroalimentaria como la Ley de morosidad se cumplan en el sector», haciendo hincapié en que «el agricultor es el eslabón más débil de la cadena por lo que es imprescindible acabar con la desprotección que actualmente tiene». En este sentido, Huertas ha anunciado que desde UPA-UCE se va a desarrollar una campaña de vigilancia y denuncia, en el caso de que sea necesario, para acabar con los abusos a los productores.

Además, desde UPA-UCE apuntan que se espera una campaña con una producción normal y de buena calidad en la uva; aunque las previsiones estiman precios «ruinosos».

Por su parte, el director de la Agencia de Información y Control Alimentarios, José Miguel Herrero, ha destacado la importancia de realizar contratos que recojan precios, el sistema de pagos y las condiciones de entrega. Con ello, se pretende «acabar con los abusos que se producen en la Cadena». Herrero también ha incidido en la necesidad de que los afectados por los desequilibrios «colaboren» para que la Ley sea realmente efectiva: «Es imprescindible que todos colaboremos para cambiar las cosas, para conseguir una Cadena que funcione mejor».

La mesa redonda «Presente y futuro del sector vitivinícola» ha contado con las aportaciones de José Luis Gordillo Sánchez, presidente de VIÑAOLIVA; Francisco Javier López, director de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana; María Teresa Macías, secretaria de Agricultura del PSOE-Extremadura; y Catalina García, secretaria del Vino de UPA-UCE Extremadura. Macías ha destacado el componente social del sector del viñedo en la región: «Tenemos que defender nuestro derecho a cultivar, ya que de este sector dependen mucha gente en nuestros pueblos». Asimismo, Macías ha destacado la necesidad de incentivar el consumo y recuperar medidas como los seguros agrarios, que permitan al agricultor seguir produciendo.

 

Por último, Catalina García y Arturo Tienza, director de Área de Negocio de CaixaBank en Badajoz –Agro han clausurado la jornada poniendo en valor la importancia del sector en la comarca de Tierra de Barros y especialmente en la ciudad de Almendralejo. Tienza ha destacado que «el objetivo de CaixaBank es ofrecer el mayor apoyo a sus clientes extremeños mediante una línea de negocio específica, AgroBank, especializada en el sector agrario y agroalimentario». En este sentido, esta línea cuenta con productos y servicios específicamente diseñados para agricultores y ganaderos, como es el Agroanticipo (anticipo el pago de cosechas), la Agrotarjeta (tarjeta para la compra en Cooperativas), la Cuenta AgroBank o los Seguros Agrarios Combinados.