La fuerte tormenta de granizo en el término municipal de Monterrubio de la Serena que se produjo ayer lunes 7 de septiembre ha afectado a más de 1.000 hectáreas de olivar, de las que el 40% son de regadío y el resto de secano.

UPA-UCE Extremadura califica los daños de «muy graves» con pérdidas en la producción de más de 2 millones de kilos de aceituna, que en el mercado superarían un valor de millón y medio de euros en un año en el que los agricultores esperaban recuperarse de los bajos precios que han marcado las campañas anteriores.

Desde la organización advierten que estas primeras estimaciones señalan pérdidas directas, ya que aún se desconoce el alcance de los daños en el árbol, por lo que podrían existir daños en la planta que conllevarían futuros problemas de producción. Según la organización agraria, habrá que esperar a los próximos días para ver las consecuencias reales del pedrisco.

UPA-UCE realizará un seguimiento de las explotaciones que han sufrido daños para facilitar la recuperación de las hectáreas afectadas. Además, reclaman a AGROSEGURO celeridad en las peritaciones y que las Administraciones establezcan «las medidas necesarias» para tratar de paliar los daños a los agricultores afectados.