La consejera de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura, Esther Gutiérrez Morán, informó ayer lunes que su departamento luchará contra la exclusión social mediante la enseñanza pública y el fomento del trabajo digno, según una nota de prensa del portal de la Junta.

Gutiérrez Morán compareció ante comisión en la Asamblea de Extremadura para explicar las líneas generales de su consejería, una intervención en la que aseguró que las políticas de su departamento estarán marcadas por la lucha contra la pobreza y la exclusión social y las desigualdades.

Así, explicó que este objetivo se logrará mediante la educación pública, gratuita y de calidad y el empleo digno que permita a las personas desarrollar proyectos de futuro.

La titular de Educación y Empleo indicó que las políticas de empleo serán un contrato con la ciudadanía y subrayó que se recuperará el diálogo permanente que ya se ha iniciado con los agentes económicos y sociales, medidas que se plasmarán en la Estrategia de Empleo para Extremadura 2015/2019 que mejorará también la estructura orgánica y funcional del Servicio Extremeño Público de Empleo (SEXPE).

ACTIVACIÓN INMEDIATA DEL EMPLEO

La consejera destacó como actuación más urgente la puesta en marcha del Plan de Empleo Social, proyecto cuyo objetivo es proporcionar una ayuda urgente a las personas que se encuentran en grave riesgo de exclusión social, en especial aquellos ciudadanos desempleados de larga duración y sin prestaciones.

Se trata de un plan dotado con 24 millones de euros aportados por la Junta de Extremadura y las diputaciones provinciales en el que también se incluirá a la empresa privada, según explicó Gutiérrez Morán.

Añadió, además, que otra actuación urgente es el desarrollo de políticas de empleo para los jóvenes, como será el Plan de Empleo de Primera Experiencia para facilitar trabajo a unos 5.000 jóvenes, iniciativa que contará con la financiación de las Cajas de Ahorro.

Por otro lado, se realizarán otros planes de empleo para fomentar el cooperativismo y se llevarán a cabo medidas para apoyar el emprendimiento, además de un proyecto específico para personas con discapacidad y la elaboración de un nuevo Plan de Prevención de Riesgos Laborales.

Por otra parte, la consejera de Educación y Empleo indicó que el Plan 18 / 25, más conocido como “la ESO de los 1.000 euros”, no se va a llevar a cabo porque lo considera un fracaso dado que se matricularon más de 25.000 alumnos y solo 1.000 han obtenido el título.