Tras el último Consejo Asesor Agrario del verano la Ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, se comprometió a hacer llegar a los agricultores y ganaderos el valor provisional de sus derechos de pago básico antes del 16 de octubre; una información que condiciona las ayudas PAC que recibirán los perceptores y que es necesaria para tramitar las posibles incidencias. Mañana García Tejerina asiste a la inauguración de la FIG Zafra 2015 y desde la organización profesional agraria aprovecharán para reclamar a la Ministra que cumpla con su compromiso.

Más de 69.000 explotaciones de la región están pendientes de conocer el valor de sus derechos de pago básico ya que de ellos depende las ayudas que van a percibir en los próximos años: “Desde que se puso en marcha la reforma hace ya dos años, los agricultores y ganaderos hemos reclamado transparencia al Ministerio. En breve recibiremos el anticipo del 70% del pago básico y no podremos contrastar los importes si no disponemos de los datos que el MAGRAMA tiene pendiente enviarnos. Además, supone un impedimento para realizar las oportunas reclamaciones antes de que se produzca el pago definitivo en diciembre”, señala Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura.

Huertas hace referencia a que, al ser el primer año en el que se pone en marcha la nueva PAC, es un año “especialmente complicado” ante la incertidumbre de aplicar por primera vez la reforma. Por ello, el secretario general de UPA-UCE reclama al MAGRAMA “transparencia e información en tiempo y forma” para que los agricultores y ganaderos no se sientan “indefensos”.

El valor definitivo de los derechos de pago básico no se conocerá hasta el primer trimestre de 2016, pero es ahora, cuando los productores reciben el anticipo, cuando tienen que formular las reclamaciones en el caso de que sea necesario: “Si los agricultores y ganaderos no reciben la comunicación del valor provisional de los derechos, tendrán una situación de inseguridad jurídica y esto supondrá también un retraso en el cobro de las ayudas definitivas”.

Desde UPA-UCE demandan el cumplimiento de los compromisos adquiridos y esperan que el retraso no responda a “intereses electoralistas” para evitar una foto desfavorable de cara a las elecciones generales.