¿A quién servís? ¿Los trabajadores del campo tienen derecho a que su trabajo les permita vivir dignamente, como en las grandes ciudades y en la industria ? ¿son todos carcas o terratenientes?

Parece que algunos prefieren vivir de la ideología más que de su propio trabajo.

Un sindicato que se apropió del dinero de los parados, no tiene autoridad moral para descalificar a los trabajadores del campo extremeño.

¿Qué se pretende? ¿fumigar al campo para que desaparezcan todos aquellos trabajadores que se quejan y que no le bailan el agua a los que los han maltratado y los siguen maltratando? ¿que los extremeños abandonen el campo y haya una desbandada de emigración para vivir en las grandes ciudades, donde se dan las oportunidades y todos los servicios? ¿van a venir los de la “industria”, los del “metal” a trabajar el campo extremeño? ¿y vivirían con sus ingresos?

Por encima de ideologías y de la agresividad de algunos extremismos, defendemos los derechos humanos, el derecho a la vida y al progreso de todos, el derecho de los hombres del campo a pensar como les dé la gana. No creemos en los partidos únicos, sino en la libertad de pensamiento y de expresión, sin que nadie nos dirija o nos traten de adoctrinar y manipular. Creemos en la igualdad de derechos, para el campo también.

¿Qué quieren hacer con la España saqueada, maltratada?, ¿que siga el ejemplo de los prepotentes separatistas, de los privilegiados, que viven con lujos y oportunidades que no se pueden permitir los que trabajan en el campo?¿ese es el progresismo que quieren imponer a los demás?

El campo ha perdido puestos de trabajo, poder adquisitivo, posibilidad de vivir al ritmo de los que viven mejor, ni siquiera al nivel medio que debían tener los trabajadores de una misma nación democrática y social. Pero esto se ignora, se oculta, el campo no os importa. Apostáis siempre por los privilegiados, por los que pueden vivir de lujo, aunque otros estén en la miseria. ¿Esa es la solidaridad que predicáis?

Esta desigualdad de derechos, de salarios y de vida están haciendo increíbles vuestras falsas igualdades y provocan que vuestras discriminaciones aparezcan con toda la carga de injusticia y desigualdad cuando proclamáis lo contrario.

¡Extremeños, uníos, defendeos, nadie lo hará por vosotros!