El Consorcio de Gestión de Servicios Medioambientales de la Diputación de Badajoz, Promedio, ha iniciado una campaña informativa a los ayuntamientos para promover la recogida selectiva de textil y calzado y evitar que estos residuos terminen en el contenedor amarillo.

Se trata de una iniciativa que pretende reducir el número de materiales inapropiados que acaban en el contenedor amarillo, dedicado exclusivamente a los envases de plástico, latas y briks.

La campaña nace bajo el lema “No te líes con la ropa” e incluye un cartel informativo en papel y en digital y la notificación a los ayuntamientos por carta de la necesidad de implantar sistemas de acopio de textil y calzado usado para su reciclaje o valorización por parte de gestores autorizados.

“Muchos ciudadanos y ciudadanas no identifican todavía que un abrigo, unas botas o un chubasquero, aunque tengan apariencia que se asimile al plástico o contengan materiales plásticos, no son envases; en los contenedores amarillos solo se admiten envases, ya sean de plástico, latas o briks”, subraya Nieves Seijo, responsable de recogida de residuos domésticos de Promedio.

De los 2,5 millones de kilos de residuos que Promedio recogió durante 2019 en este contenedor, alrededor del 4 por ciento (más de 100.000 kilos) eran productos textiles.

Esta cifra genera diversos problemas. Por un lado, subraya Seijo, “se dificulta el reciclaje de los envases y se echa por tierra el esfuerzo colectivo de aquellos ciudadanos que sí se preocupan por separar correctamente. Y, por otro, también se ven afectados los ingresos del propio servicio de recogida con los que se sufragan parte de los costes de recolección y transporte de los residuos domésticos de este tipo”.

Junto al textil, también se encuentran otro tipo de residuos no apropiados como papel y cartón, plásticos no envases restos orgánicos o vidrio, que elevan la cifra de contenido erróneo al 40 por ciento.

“Si no mejoran los resultados, se encarece la gestión y por tanto el recibo al ciudadano, junto con el incumplimiento de las directrices y normativas vigentes que podrían acarrear penalizaciones”, concluye Seijo.

Junto a la carta y la cartelería, Promedio remitirá a los consistorios acceso a la relación de gestores de residuos textiles autorizados por la Junta de Extremadura, además de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) o gestores de otras Comunidades Autónomas que puedan actuar en cada zona, para que puedan iniciar las gestiones para facilitar el reciclaje de estos materiales.

Promedio recuerda que en estos momentos los residuos textiles pueden depositarse en punto limpio, entregarlos a una ONG, usar los contenedores específicos para textil en la vía pública o desecharlo si no hay más remedio en el contenedor de fracción resto (verde).