Los cinco sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Educación no Universitaria en Extremadura, CSIF, PIDE, ANPE, CCOO y FeSP-UGT, han valorado positivamente las movilizaciones realizadas durante el mes de junio y consideramos que es el turno de la Consejería de Educación.

Por ello, han exigido a la Consejera, con carácter urgente, la convocatoria de una reunión presencial en un espacio que preserve las garantías sanitarias, para abordar la situación actual de los centros educativos y las previsiones de organización para el inicio del curso 2020/2021.

Se mantienen en la exigencia de una negociación real:
– Porque se oponen al recorte de 302 plazas de maestros y profesores extremeños.
– Porque denuncian la falta de planificación del próximo curso escolar 2020/2021, en el que se debe priorizar y garantizar la distancia social, la seguridad sanitaria y la salud de todos.
– Porque quieren mostrar la profunda preocupación de padres, madres, alumnos/as y docentes ante un futuro incierto, que duda de la organización del nuevo curso escolar con garantías sanitarias.
– Porque, frente a la brecha digital y social producida en el alumnado debido a la situación del COVID 19, necesitan mayor inversión y más profesorado de apoyo y desdobles que garanticen la atención a la diversidad de los alumnos.
– Contra la vuelta a las 19 horas lectivas en Enseñanzas Medias, y la no concesión de la reducción horaria a maestros y profesores mayores de 55 años…
– Por el «incumplimiento» por parte de la Junta de Extremadura de los acuerdos alcanzados en las mesas de negociación con las organizaciones sindicales.

Asimismo, han comenzado a planificar las actuaciones conjuntas con las que continuarán al inicio de curso.