La comedia Conquistadores, la visión desmitificadora y jocosa de la conquista de América de la productora extremeña Proyecto Cultura, llega hoy al Teatro López de Ayala (21.00h.). Dirigido por Pedro Luis López Bellot, con texto de Chema Pizarro, que forma parte también del elenco junto a Francis J. Quirós y Nuqui Fernández, la obra se estrenó el mes pasado en el Gran Teatro de Cáceres.

Conquistadores narra en clave de humor algunos de los hechos más destacados de aquel periodo: desde los motivos del viaje, la travesía hasta el descubrimiento del océano Pacífico, pasando por la toma de Cuzco o Tecnochtitlán hasta la fundación de Santiago de Chile.

El punto de partida son tres conquistadores extremeños anónimos, a los que dan vida los actores Chema Pizarro, Nuqui Fernández y Francis J. Quirós, que forman parte de una tripulación embarcada a América, entonces tierra desconocida. El espectáculo alternará las peripecias de estos extremeños con la recreación humorística de acontecimientos históricos vividos por personajes como los Reyes Católicos, Colón, Vasco Núñez de Balboa, Malinche, Hernán Cortés, Inés Suárez, Francisco Pizarro o Pedro de Valdivia entre otros.

“Era necesario contar sobre la escena la Conquista de América y era aún más importante que se hiciera desde Extremadura”, afirma el productor Juan María Holguera.

“Queríamos humanizar la conquista. No la planteamos como algo heroico ni la denostamos”, señala el director de Conquistadores, Pedro Luis López Bellot. Quienes participaron en ella desde España “hicieron cosas extraordinarias y atroces” y quienes “la recibieron hicieron también cosas extraordinarias y atroces”. En la obra, añade, “hablamos del ser humano y su relación con el contexto y la conquista”. Y sus creadores lo hacen desde lo cotidiano, con un lenguaje próximo, cargado de bromas y sobreentendidos.

López Bellot, rodeado “de un elenco talentoso y generoso”, ha aunado el teatro de gesto con el teatro de la palabra para dar con “un lenguaje propio”, al que envuelve la música “heavy, rockera” de Álvaro Rodríguez, compuesta para este montaje.

El director de Conquistadores ha concebido una puesta en escena minimalista, con escasos elementos materiales (una bañera, unas varas) y un espacio casi vacío, sin escenografía. El vestuario es contemporáneo, pero con reminiscencias al de los siglos XV y XVI