Del feminismo de Marta la piadosa a la rebelión contra el abuso del poder en Peribáñez y el comendador de Ocaña, del esplendor musical del barroco en Contrastes y diálogos a la enfermedad que produce el dinero en El avaro, estos cuatro espectáculos muestran en el Festival de Teatro Clásico del fin de semana su capacidad para hablarnos de lo que ocurre hoy en día. Los espectadores infantiles tienen una cita en el Parque de Calvo Sotelo con el taller Vístete de clásico y los guiñoles de Don Quijote y el conde Lucanor.

Hoy viernes, la directora Vanessa Martínez lleva al feminismo su versión de Marta la piadosa, de Tirso de Molina, el creador de los mejores personajes femeninos del Siglo de Oro. La historia de dos hermanas enfrentadas por el mismo hombre y decididas a saltarse impedimentos y convenciones sociales sube a la escena de la plaza de las Veletas a las 22.30.

Humor y enredos recorren esta obra en la que el padre de las hermanas pretende casar a una de ellas (Marta) con otro hombre. Al conocer las intenciones paternas, Marta, interpretada por Paloma Córdoba, anuncia una reciente vocación religiosa que le impide el casamiento, y lo aprovechará para atraer a su amante y alejar al pretendiente que le ha buscado el padre.

Martínez, al frente de Teatro del Fondo y de un elenco de siete actores, ha trasladado la España de Tirso de Molina a la de principios del siglo XX, la de la pérdida de las colonias ultramarinas, la de la del 98, la que fragua una republica, y también la de la pujanza de mujeres como Pardo Bazán, Arenal o Castro.

El texto, que reivindica la figura de la mujer a través del humor y la crítica, se sirve justamente de la risa para reflexionar sobre el ser humano, la sociedad, las apariencias y las injusticias a causa del género. En Marta la Piadosa vemos al hombre de fe satirizando sobre la religión y proponiendo una ácida reflexión sobre el papel de la mujer en la sociedad y su necesidad de adaptarse al diseño patriarcal en el que tiene que moverse.

El personaje de Marta, apunta la directora del montaje, “blasfema y rechaza el deber filial y fraternal en favor de los criterios de su corazón. Así que podría decirse que ella es “piadosa” en el más importante de los sentidos, pues su deber consigo misma se convierte en el objeto de su veneración”.

Especialista en Lope de Vega

El sábado se representa el primero de los cuatro montajes dedicados a Lope de Vega en la edición de este año (plaza de las Veletas. 22.30), en una versión de Peribáñez y el comendador de Ocaña que firma Yolanda Pallín para Noviembre, una compañía madrileña especializada en los clásicos.

Casi diez obras de Lope de Vega ha montado el director de Noviembre Eduardo Vasco en dos décadas. Vasco señala que su aprecio por este drama de honor se debe a que es “la historia de una respuesta imprevisible ante un abuso de poder que parecía imparable”. La obra relata el acoso obsesivo del comendador a una mujer casada y cómo aleja al marido para aprovecharse de ella. Al volver al pueblo, el marido se enfrenta al comendador.

Esta subversión del orden social de la época en que la convención ampara a quien manda implica, según el director, que “si el orden de las cosas no es justo acaba saltando por los aires”. El montaje es una muestra de cómo concibe Vasco acercar a los clásicos “sin artificios ni inventos epatantes”, basándose “en el actor y la palabra, la música en directo y el trabajo de elenco”.

El 400 aniversario de Molière

El avaro (plaza de las Veletas, 22.30) viene a sustituir el domingo a Del teatro y otros males… que acechan en los corrales, por enfermedad de una actriz del elenco. La compañía es la misma, Morboria, que ha rescatado esta pieza de Molière con motivo del 400 aniversario de su nacimiento, que se cumple el próximo año.

El avaro habla de la enfermedad que puede producir el dinero: la avaricia, la ceguera, la paranoia, la angustia, la imposibilidad de vivir tranquilo y ser feliz. La risa y la reflexión están servidas. “Molière observador minucioso de su tiempo nos ha dejado retratos de su siglo que han traspasado el tiempo y campan a sus anchas por nuestras ciudades y aldeas”, explica la compañía en la presentación del montaje.

Un modelo musical

El segundo espectáculo del domingo es musical y propone un recorrido por la música de los conciertos grossi de Corelli y Haendel. La Orquesta Barroca de Badajoz interpretará los conciertos Opus 6 número 1 y número 8, de Arcangelo Corelli, y los conciertos Opus 6 número 1 y número 12, de Georg Friedrich Händel, en el Patio de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, a las 20.30.

Esta formación se fundó en 2018 bajo la dirección del clavecinista Santiago Pereira, profesor en el conservatorio Bonifacio Gil de la capital pacense, y hace hincapié en la influencia de los conciertos del compositor italiano en Europa, donde sirvió de modelo a otros autores como Händel.

Corelli fue uno de los músicos más famosos e influyentes de su tiempo y desarrolló casi toda su carrera en Roma, componiendo exclusivamente música instrumental. A él le homenajeó Haendel, que aunque de origen alemán desarrolló gran parte de su carrera en Londres, y viajó a Italia para aprender el nuevo estilo que se desarrollaba en aquel territorio. Los dos conciertos que la Orquesta Barroca interpretará en Cáceres también corresponden a la colección opus 6 del músico teutón. Los compuso en Londres en 1739 y están escritos en estilo italiano.

Aprender teatro

Jugando con los personajes del Siglo de Oro, concebido por Emulsión Teatro, reúne tres talleres (de máscaras, de teatro de sombra y de títeres) que permitirán a niños de 4 a 12 años introducirse en el teatro de un corral de comedias. En el de máscaras (para niños de 8 a 12 años) conocerán los personajes de la comedia del arte y realizarán unas máscaras que podrán llevase a casa. En el de teatro de sombras (para niños de 8 a 12 años), aprenderán cómo se construye uno utilizando al personaje de Don Quijote. Y en el de marionetas de mesa (para niños de 6 a 12 años), el hilo conductor será el personaje de Puck de El sueño de una noche de verano. La actividad se desarrollará mañana sábado en el parque de Calvo Sotelo, de 11.00 a 13.30. La entrada es libre y el aforo limitado

El estreno de la segunda producción infantil de Los niños en el Clásico Don Quijote y el conde Lucanor, de la compañía extremeña Emulsión Teatro, se aplaza al domingo 20 de junio, a la misma hora, por enfermedad de un miembro de la compañía.