La consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, ha destacado la "disposición" del Grupo Parlamentario Popular en la negociación de los Presupuestos Generales de Extremadura (PGEx), mientras que con el grupo de Podemos el avance es "dificultoso".

Así se ha mostrado la consejera extremeña tras mantener este lunes, 11 de enero, en la Asamblea de Extremadura, una serie de encuentros con los distintos grupos parlamentarios de cara a la negociación de las cuentas de la región para 2016.

"Pero yo no quiero tensar la cuerda porque yo creo en el diálogo, creo en el consenso necesario y posible, porque yo pertenezco a un gobierno muy consciente de que los ciudadanos necesitan que los grupos parlamentarios seamos capaces de dejar a un lado lo que nos separa y encontrar aquello que nos une y que va en la defensa de su interés general", ha aseverado en rueda de prensa.

En esta línea, Pilar Blanco-Morales ha valorado que con los tres grupos parlamentarios de la oposición (PP, Podemos y Ciudadanos) ha habido un "clima favorable de diálogo y entendimiento", aunque ha indicado que la negociación con el Grupo Popular ha discurrido por "cauces técnicos que permiten avanzar en el trabajo de manera más ordenada".

Asimismo, la consejera ha destacado la disposición del gobierno para alcanzar "acuerdos", algo para lo que no va a "escatimar esfuerzos" en procurar encontrar "ese mínimo común denominador que permita que todos los grupos parlamentarios realicen sus aportaciones".

Además, el Ejecutivo regional ha trasladado este lunes a los grupos un mismo esquema de trabajo que consiste en cerrar en cada reunión aquellos puntos donde el acuerdo sea "posible o esté maduro o madurándose" y fijar la fecha para el siguiente encuentro.

Aspecto éste que se ha conseguido con el PP y con Ciudadanos, con los que la Junta se reunirá el martes de la próxima semana, aunque "no ha sido posible confirmar la fecha para la semana que viene" con Podemos, un grupo que "no ha hecho llegar sus propuestas por escrito" a la Junta, ha criticado la consejera.

Asimismo, Blanco-Morales ha indicado que respecto a las cuestiones relativas a la política de gasto se ha acordado que, cuando se llegue a un "acuerdo básico", se crearán grupos sectoriales que analicen las diferentes alternativas que pueden haber en el ámbito de la sanidad o de la educación, así como explorar algunas cuestiones relativas al sistema de garantía juvenil o a las ayudas a la natalidad o viudedad.

"Con todos los grupos parlamentarios también hemos acordado que, en su caso, la revisión de nuestro modelo tributario, la llamada Ley de Sostenibilidad de la Calidad del Sistema Público Extremeño de Salud, será negociada conjuntamente y en paralelo (a los presupuestos) siempre al orden de alcanzar un consenso para lograr un modelo tributario más progresivo, más equitativo y más redistributivo", ha indicado.