La Comisión Ejecutiva Regional del PSOE de Extremadura ha ratificado hoy en Mérida que en Extremadura no habrá ni un solo recorte más pese a los anuncios de intervención financiera del ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, contra la región dados a conocer esta semana. Los socialistas consideran intolerable la intención del Gobierno de España de retener fondos estatales destinados a la comunidad autónoma, ya que la región ha mostrado su clara intención de cumplir con los objetivos de déficit y deuda.

El PSOE de Extremadura considera injustificable que tanto Montoro, como el propio Mariano Rajoy, camuflen el fracaso de sus políticas económicas con regiones cumplidoras como Extremadura. Además, resulta irónico que quienes han disparado el déficit a base de recortes de derechos en los ciudadanos, exijan a las comunidades autónomas lo que ellos no son capaces de lograr. Es intolerable que Montoro y Rajoy pretendan tapar sus vergüenzas económicas ante Europa y el resto del país con Extremadura.

Los socialistas extremeños recuerdan que, desde que el pasado mes de mayo los extremeños y extremeñas votaron cambio en las urnas, Extremadura es una región sin recortes y que tiene el firme propósito de cumplir con los objetivos de déficit. Eso sí, dicho cumplimiento jamás se hará a costa de recortes en educación, sanidad o derechos sociales ni cercenar el crecimiento de nuestra economía, es decir, no se cumplirán los objetivos de deuda si para ello hay que arruinar la vida a la gente, como el Gobierno de Monago estaba haciendo en la pasada legislatura.

Precisamente, para cumplir los objetivos de déficit, Extremadura cuenta con unos nuevos presupuestos desde la semana pasada en los que se refleja el compromiso del gobierno de Guillermo Fernández Vara de cumplir sin recortar. En ese sentido, el ministro Montoro debería explicar por qué no aplicó medidas de embargo a las cuentas regionales, como pretende hacer ahora, cuando en 2014 se disparó el déficit en la Junta de Extremadura gobernada por el PP o cuando Monago aprobó unos presupuestos de 2015 ficticios, inflados y llenos de medidas electoralistas alejadas de cualquier compromiso de cumplimiento del déficit.

Los socialistas reclaman en la región un frente común de partidos políticos y agentes sociales y económicos ante un abuso de poder por parte de un Gobierno de España incapaz de ser exigentes con otras comunidades autónomas ahogadas por la deuda y viciadas por el déficit. El PSOE de Extremadura reitera que estará en frente de un Gobierno que pretende aplicar un ataque injustificado con una región, como es Extremadura, cumplidora; que no permitirá que se utilice a la comunidad autónoma como chivo expiatorio y que el mensaje debe ser alto y claro: con los extremeños y extremeñas no se juega.