Los hornachegos, Javier Gómez y Antonio Calero, bajo el nombre artístico de Buzalén, sacan su disco ‘Caminando’. Este trabajo de estudio «es por la necesidad de dar forma física a lo que hacemos» comenta ilusionado Antonio Javier Calero, quien al son de la guitarra da rienda suelta a todo un sueño que hoy hace realidad.

Trabajo que según nos describen desde Hornachos, «va estar formado de canciones nuestras, en casi su totalidad, nos apetecía. En principio iba a ser de versiones al estilo Buzalén, pero después empezamos a hacer temas propios con los que nos sentíamos más identificados. Todas nuestras canciones tienen parte de los dos al 50%, en ese sentido tenemos muy buen entendimiento».

Y es que para este dúo la pasión les mueve para hacer aquello que sienten y desean compartirlo, «es mucho más gratificante tener la oportunidad de grabar tus propias canciones y que estas puedan ser escuchadas por el mayor número de gente posible».

«Nosotros venimos del mundo de la música clásica, esos son nuestros orígenes. La música de cámara que sirvió de punto de partida para Buzalén hoy en día ha evolucionado hacia un repertorio más ligero, y menos académico, lo cual no quiere decir que renunciemos a exigir a nuestras canciones un peso musical coherente y acorde a nuestra formación musical» apunta Calero. Y van más allá, «Desde el principio logramos conectar con mayor público del que cabía esperar por el tipo de repertorio, nosotros fuimos los primeros que nos sorprendimos gratamente. Nuestros seguidores también nos han servido de guía durante estos dos años y pico, nos han dado muchas pistas de hacia donde debíamos ir» así ve el futuro Buzalén.

«Como ese ser que nace, el grupo ha evolucionado, crecido y madurado mucho desde entonces hasta ahora. «Miramos hacia atrás y la transformación es evidente». El disco se llamará «Caminando» y estará compuesto de ocho temas.” Descartamos los ‘covers’ como tal, hay canciones populares que se han adaptado y rehecho para llevarlas al contexto Buzalén” dice Javier.

«Caminando» hace mención al título de una de sus primeras canciones propias «y pensamos que define muy bien nuestro objetivo como grupo, ir dando pasos firmes, ir avanzando sin prisas y con muchas ilusiones puestas en el camino que tenemos por delante» añade Gómez, el barítono extremeño.

“Nuestras letras son positivas, amables, comprometidas… huimos de los mensajes mal sonantes, también de las letras frívolas. Tratamos de hacer un estilo elegante y que a la vez llegue a toda la gente” completa éste.

«Ambos coinciden en que la carrera de un intérprete es muy sacrificada, te exige total y absoluta dedicación, pero también tiene grandes satisfacciones y recompensas, “una de ellas por ejemplo es este disco” continúa.

E insiste que los temas que se incluyen en el disco “suponen todo un descubrimiento porque por primera vez nos hemos puesto a crear desde cero, no solo interpretando temas ajenos, aunque incluimos alguna versión de música popular con el toque Buzalén, sino temas propios que se nutren de nuestra visión de la música a partes iguales”.

Y si algo tiene claro Buzalén es que, “nuestras familias, nuestros amigos, la tierra que nos rodea alimentan nuestra música…sin ellos no podríamos crear y precisamente ellos comprenden que es necesario que todo esto no se quede en la sala de ensayo, que el arte debe expandirse y llegar al otro” finaliza Javier.

El disco se empezó a grabar el día 7 de septiembre en ‘Silence Estudios’ de Badajoz y terminado el 27 de diciembre. Una grabación y mastering que ha corrido a cargo de David Capellán con la colaboración de Pepín Muñoz a la batería y percusión.

De este modo la Sala Trajano de Mérida será el escenario elegido para su presentación, el sábado 18 de febrero del 2017.

Juan Francisco Llano