El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha inaugurado este viernes 1 de noviembre la decimocuarta edición de la Feria de la Castaña que se celebra hasta el domingo 3, en la localidad de Cabeza la Vaca.

El grupo folclórico Turóbriga ha sido el encargado de dar la bienvenida a las autoridades con una jota de labranza. Unas autoridades que, posteriormente, pudieron visitar las casetas instaladas en la plaza de España, en las que los empresarios del sector agroalimentario de Cabeza la Vaca muestran sus productos.

En el salón de actos de la casa de la cultura ha tenido lugar el acto inaugural. El alcalde de Cabeza la Vaca, Manuel Vázquez, ha destacado la consolidación de esta feria de desarrollo local. «Aunque las personas han pasado, los objetivos de la feria, como es dar a conocer nuestro pueblo, impulsar a las empresas locales y generar expectativas de empleo, se han mantenido», indicó..

En este sentido, Vázquez ha valorado que en estos 14 años «hayamos tenido siempre el apoyo de la Diputación de Badajoz, que es la única institución que ha mantenido su ayuda» para la única Feria de la Castaña de la provincia y de la región.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha valorado el hecho de que esta localidad tenga en la castaña un ingreso complementario: «Al conocer el origen de esta feria pensé que con imaginación, ganas y fuerza de voluntad, se consiguen las cosas». Recordó que desde fin de verano y hasta Navidad son meses duros laboralmente en Cabeza la Vaca, ya que «la castaña es un ingreso complementario al sector porcino”.

Y añadió que teniendo la extensión más grande de cultivo de castañar de la provincia «no se puede desaprovechar esta oportunidad de riqueza complementaria que da la castaña”.

Además, precisó que la castaña no sólo es un fruto invernal de gran valor energético, sino que encierra otros valores: turístico, de oportunidad de empleo y de identidad cabezalabaqueña.

No dudó en apuntar que se trata de una feria de “altura”, en alusión a la condición de Cabeza la Vaca, que es el municipio más alto de la provincia de Badajoz, con 759 metros sobre el nivel del mar. Y valoró que sea la única feria de estas características en Extremadura. “Es bueno que el mundo rural destaque por tener cosas pioneras”.

En este sentido, el presidente provincial apuntó: «Las oportunidades están donde está el talento y en el mundo rural hay mucho talento y eso tiene que aprovecharse para resaltar, por ejemplo, la castaña. El mundo rural no es un problema para el país, sino una solución para la sostenibilidad. Y sin medio rural, el país no puede ser sostenible».

Para finalizar ha mostrado su convencimiento de que la feria siga cumpliendo más ediciones, «pues hay una firme alianza entre lo público y lo privado».

Precisamente, el acto se ha cerrado con la entrega de diplomas a los empresarios que participan en la feria, al tiempo que el alcalde ha obsequiado al presidente de la Diputación con una reproducción de la popular Cruz del Rollo que preside la plaza de Cabeza la Vaca.

En esta edición se llevan a cabo rutas turísticas, hay una feria de muestras, exposiciones y talleres. Se trata de una feria que goza año tras año de una buena afluencia de visitantes, sobre 6.000 personas, aunque este año al coincidir con el puente de Todos los Santos se espera una afluencia mayor.