Los candidatos extremeños del partido político Por Un Mundo + Justo (M+J) este lunes propusieron la acogida de inmigrantes para repoblar y rejuvenecer Extremadura y otras regiones españolas, como ejemplo de que hay que “tomar decisiones locales, para combatir problemas globales”.

“ Nosotros no vemos la inmigración como un problema, sino como una oportunidad”, señaló el cabeza de lista al Congreso por Badajoz, Luis Blanco.

“ Quienes perciben la inmigración como una amenaza quieren levantar muros cada vez más altos. Nosotros la vemos como oportunidad, por eso defendemos estrategias de acogimiento e integración», apoyó a Blanco su compañera Inmaculada Soria, segunda candidata al Congreso por Badajoz, tras indicar que “más de la mitad de los municipios en Extremadura tiene menos de 10.000 habitantes lo que provoca nuevas formas de desigualdad, quedando a los habitantes sin determinados servicios”.

Los candidatos expusieron las medidas que propone el partido para fomentar “vías de migración segura”. Entre ellas, reducir de 3 años a 6 meses el tiempo mínimo para que las personas inmigrantes puedan solicitar un permiso de residencia por trabajo desde España y legalizar todas las actividades de salvamento en el Mediterráneo hasta que haya vías seguras de migración.

Asimismo, Blanco recalcó que en esta “época tan convulsa” al partido le gustaría recalar con su mensaje sobre que en un mundo globalizado, las decisiones locales afectan a lo global y que por esta razón a los integrantes del partido les gusta “hablar de mundo y personas, y no de nacionalidades ni países”.

También señaló que en el actual contexto de enfrentamientos por nacionalismos y regionalismos, y por la falta de acuerdos en política “el partido por un mundo más justo es más necesario que nunca”.

“ En Por Un Mundo + Justo somos profesionales de la vocación y el servicio a los demás, y eso es lo que hace falta hoy en la política ”, hizo hincapié Blanco.

“Si tú tienes el objetivo de hacer más fácil la vida de la gente, parece un poco incomprensible que no seamos capaces de ponernos de acuerdo en el cómo” , explicó Blanco, tras añadir que “el partido pone a las personas en el centro de sus decisiones políticas”.

Además, introdujeron otras propuestas que contribuyen al desarrollo de los ciudadanos en etapas vitales para suprimir las desigualdades.

Entre estas, destacaron para los jóvenes estudiantes de formación universitaria y profesional una ayuda mensual al alquiler de 300 € y transporte público gratuito. Para profesionales , la reducción progresiva de jornada laboral a 30 horas -para generar más empleo y favorecer la conciliación familiar- y flexibilidad has de 1 hora cuando tienen personas dependientes a su cargo. Por último, para con los mayores , mencionaron la propuesta que persigue M+J de blindar las pensiones para que ningún gobierno pueda privatizarlas, congelarlas o recortarlas.

Otro de los grandes problemas que plantea el partido es la sobreexplotación de recursos y la degradación del medioambiente, que contribuye a empobrecer los países más desfavorecidos. Para ello, una de las medidas que proponen es eliminar el IVA a toda la actividad económica destinada a la reparación de cualquier bien de consumo (móviles, electrodomésticos, vehículos, etc).

M+J, promotor de iniciativas como sickofwaiting.org o feliznovueltaalcole.org, estará entre los 7 partidos que estarán en todas las mesas electorales de España en los comicios del 10 de noviembre.

El partido, con un recorrido de unos 15 años, también es el responsable de denunciar al Gobierno de España por las devoluciones en caliente de 2018 ante la Unión Europea, que recientemente admitió a trámite la denuncia.

La campaña electoral comenzó en la valla de Ceuta el pasado 31 de octubre, lugar emblemático en el que el partido también abrió en los comicios de 2009, 2014, 2016 y 2019, para reclamar que el “fin de la pobreza es una decisión política” y seguir luchando para que las diferencias entre pobres y ricos disminuyan.

Foto: Gran angular producciones