Ante la resolución publicada en el BOE por el Ministerio de Agricultura el 28 de Diciembre sobre la congelación de la superficie de cava, desde UPA-UCE  muestran su total rechazo a esta injusta e interesada decisión del Consejo Regulador avalada por el Ministerio de Agricultura, «ya que solo responde a los intereses del sector catalanista del cava que no tienen posibilidad de crecimiento. Mientras se perjudica al resto de comunidades autónomas que como la nuestra, tenemos un gran potencial productivo que desarrollar».

El cava extremeño se ha consolidado, es conocido y cada vez más apreciado en los mercados, y este trabajo se puede ver coartado por esta dura decisión que  restringe la capacidad de crecimiento durante los próximos tres años y supone así un freno muy importante para el desarrollo del sector en nuestra Región.

Por otro lado, no entienden que esta decisión se adopte por parte de un gobierno en funciones y no se haya esperado, como con otras, a la formación de un nuevo gobierno, que desde el dialogo con las comunidades autónomas hubiera tomado una decisión más equilibrada.

Por tanto, desde la organización, van a apoyar todas las acciones jurídicas que lleve a cabo la Consejería de Agricultura y que ya inició con la impugnación del decreto anterior referente a este tema. Pero también exigen que el Gobierno Regional priorice en la negociación con el nuevo gobierno una solución política a este problema, que frena el desarrollo económico de la comarca de Tierra de Barros