Consenso y unanimidad resumen el espíritu de la corporación provincial reunida hoy en pleno para aprobar por unanimidad el Plan Diputación Suma + elaborado para la reactivación económica y social de toda la provincia de Badajoz.

Para perfilar esta importante y profunda actuación, se habilitaron previamente una serie de encuestas en las que con la participación de ayuntamientos, empresas y autónomos, se sentaron los pilares para la reconstrucción económica y social de Extremadura, desde la provincia. En concreto, participaron casi mil empresas y el 74% de los ayuntamientos de la provincia.

Plan Diputación Suma + asciende a 30 millones de euros, de los cuales el 76% son de aportación provincial y el 24% de aportación municipal, con tres líneas de actuación. Así, para los Ayuntamientos se establecen 27 millones de euros, de los cuales el 40% (10.770.000 euros) se destinarán al sector de la edificación y rehabilitación, clave para la economía y con un efecto multiplicador sobre el resto de sectores. Para la generación de empleo nuevo se destinan 5.385.000 euros, un 20%; y otros 10.770.000 para necesidades singulares, relacionadas con el refuerzo de los servicios sociales o promoción de la economía, para favorecer el teletrabajo, el sector cultural, pequeño y mediano comercio y dinamización turística.

El dinero se repartirá en función de la población y los ayuntamientos financiarán los proyectos en un porcentaje variable que dependerá del número de vecinos en una horquilla de entre el 10 y el 40%. Excepto en el caso de los grandes municipios de la provincia. Es decir, aquellos que tienen más de 20.000 habitantes. A cada uno se dedicará un millón de euros y tendrán que cooperar. Badajoz aportará otro millón de euros y Mérida, 800.000 euros. Villanueva de la Serena, Don Benito y Almendralejo pondrán 600.000 euros cada uno.

En cuanto a ayudas a PYMES y autónomos, se establece una partida de 3.000.000 euros, con dos líneas diferenciadas. Para adaptación de locales, con instalación de mamparas y equipos de protección, entre otros, se habilitan 1,5 millones de euros y la misma cantidad para el estímulo turístico mediante bonos de descuento en reservas en alojamientos hoteleros de los municipios de menos de 20.000 habitantes en sus diferentes categorías.

Por último, con fondos propios de la Diputación, se pondrá en marcha una Oficina para la Reactivación Social y Económica, que ayudará a asesorar y resolver problemas burocráticos de autónomos y PYMES radicadas en la provincia.

Ignacio Gragera, de Ciudadanos, ha mostrado la disposición de su partido para sumar y ha deseado que este plan «sea todo un éxito, que la gestión que se haga del mismo sea eficaz y que, por tanto, podamos conseguir juntos el objetivo de reactivar tanto nuestra economía como el tejido productivo».

Juan Antonio Barrios, portavoz del PP, ha señalado que con la aprobación de este plan por unanimidad, «estamos dando una lección de unidad a otras instituciones y el mismo va a llegar a todos y cada uno de los ciudadanos de la provincia». Y ha añadido: «Una vez más la Diputación sale al auxilio y a la ayuda de nuestros municipios. Me siento orgulloso que este plan vaya a ser una solución a los problemas que se plantean a los vecinos de la provincia».

El presidente, Miguel Ángel Gallardo, ha agradecido predisposición de los grupos políticos para llegar a un acuerdo y convertir este plan en el de «toda la corporación provincial y no en el plan del equipo de gobierno». En estos tiempos, ha dicho, es importante «llegar a consensos y dejar a un lado las discrepancias». Y se ha mostrado esperanzado en que «podamos seguir dando esta lección de unidad».

Asimismo, ha agradecido el «acto de generosidad y la sensibilidad de todos y cada uno de los diputados», pues en «tiempo récord» se han habilitado los fondos suficientes después de «rastrear en todas las áreas».

En este sentido, ha querido hacer una reflexión: «La ruralidad se presenta como una alternativa para el futuro, tanto para invertir como para vivir. Es bueno ofrecer un mundo rural seguro y un tejido productivo que te va a dar seguridad. La ruralidad sirve de dique de contención ante la pandemia. Y es que, dentro de esta tragedia surgen nuevas oportunidades. La transformación digital ha entrado por obligación, pero ha llegado para quedarse abriendo nuevas ventanas».

Gallardo ha terminado dando las gracias a todos los diputados de la corporación: «Darles las gracias, engloba todo el sentimiento y el esfuerzo compartido que hemos realizado en este tiempo».

Por último, Virginia Borrallo, portavoz del PSOE, ha querido agradecer a los dos grupos de la oposición la «lección de unidad que han dado», demostrando que  «estamos a la altura política». Además, se ha congratulado que en este caso la política haya sido «una herramienta útil para mejorar la vida de la gente».

Previa a la aprobación del Plan, también hubo acuerdo unánime en las necesarias modificaciones presupuestarias para dotarlo de fondos. Estas dotaciones han salido de los presupuestos de las distintas Áreas de la Diputación que dejan, de momento, aparcadas algunas actividades previstas para 2020.

Otro de los asuntos aprobados de forma unánime ha sido la cesión gratuita a la Junta de Extremadura de unos terrenos cedidos en su día a APNABA para la construcción de un edifico con el fin de atender a personas con autismo gravemente afectadas. Tras dos prórrogas y, ante la imposibilidad de la asociación para hacer frente a esta obra, será la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales quien realizará las instalaciones.

En este punto se propone a cesión del terreno a la Junta de Extremadura, en concreto a la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales para realizar las instalaciones.

Por último, también se ha aprobado una moción conjunta por la que la Diputación de Badajoz se adhiere a la Red de Entidades Locales para el desarrollo de los ODS dela Agenda 2030.

Al inicio del pleno se guardó un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de Covid-19.