Las personas migrantes son un activo importantísimo para la agricultura y la ganadería en España. Desde hace décadas, cientos de miles de personas se desplazan desde sus lugares de origen para trabajar en el sector primario español, aportando su fuerza de trabajo y sus conocimientos. Este proceso es una realidad patente en el medio rural. Sin embargo, es necesario estudiar a fondo este fenómeno en todas sus vertientes. Con esa intención nace “UPA Integra”.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha lanzado este proyecto para analizar la situación real de las personas migrantes que acuden a vivir al medio rural y a trabajar en el sector primario. UPA realizará un exhaustivo trabajo de investigación, con trabajos de prospección, encuestas y entrevistas personales. Todo ello para conocer la realidad socioeconómica de los inmigrantes, ahondando en asuntos como el empleo, la integración social, el arraigo o las dificultades que afrontan estas personas.

El proyecto parte de la premisa de que la agricultura y la ganadería son sectores imprescindibles para luchar contra el despoblamiento de la España vaciada, “y en ese objetivo los migrantes juegan y jugarán un papel clave”, aseguran desde la organización agraria. Por ello, también se realizarán entrevistas a agricultores y ganaderos que contratan mano de obra, así como a personas migrantes que quieren desarrollar un proyecto de vida en el medio rural, analizando sus problemáticas y sus fortalezas, y la relación entre ellos.

La iniciativa fijará también su atención en las mujeres, que juegan un papel muy importante en el medio rural. “Intentaremos profundizar en su realidad, sus oportunidades, sus necesidades, su lucha contra la discriminación», explican desde UPA, analizando también la interrelación entre las mujeres autóctonas y las inmigrantes.

UPA ahondará en aspectos como la diversidad cultural, la igualdad de trato y las condiciones laborales. Todo ello con el objetivo de lograr la ”plena integración social y laboral” a través de la sensibilización de las dos poblaciones afectadas, la autóctona rural, por un lado, y la inmigrante, por otro. Los trabajos se llevarán a cabo en Almería, Cáceres, Guadalajara, Soria y Teruel.

‘UPA Integra’ cuenta con financiación de la Dirección General de Inclusión y Atención Humanitaria del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (Secretaría de Estado de Migraciones), cofinanciado por el Fondo Social Europeo.