Desde el sindicato PIDE denuncian la «irresponsabilidad» de alguna de las recomendaciones que el Ministerio y las Consejerías de Educación han planteado en la guía de recomendaciones publicada el 23 de junio de 2020 para la vuelta a los centros educativos en el curso 2020/2021:

– Se incrementa la ratio de alumnos por aula.
– Se rebajan las exigencias en el uso obligatorio de mascarilla.
– No se cumplen todas las recomendaciones sanitarias vigentes.
– Plantean lo que «eufemísticamente» llaman “grupo de convivencia estable”, desde Educación Infantil y hasta el 4º curso de Educación Primaria, el que se constituyan grupos de hasta 20 alumnos, sin mascarillas y permitiéndoles relacionarse sin mantener la distancia interpersonal.
– Los cursos de 5º y 6º de Educación Primaria, Educación Secundaria y Bachillerato se reorganizarán con una separación de 1,5 metros entre los alumnos y no de 2 metros.

Para PIDE, los responsables del Ministerio y de las Consejerías han optado por la opción más barata y la más cómoda para sus intereses al eximirse de su responsabilidad y descargarla en los equipos directivos y los docentes de los centros educativos.

«Nuestros centros educativos no serán seguros si no se reducen las ratios a un máximo de 15 alumnos por aula. Es necesario, bajar la ratio también, para afrontar las desigualdades sociales y digitales detectadas durante el periodo de enseñanza telemática».

«Nuestros centros educativos no serán seguros si por abaratar costes se disminuye la distancia de seguridad a solo 1,5 metros. No es posible que las autoridades sanitarias recomienden una distancia de 2 metros y esta no se respete para nuestro alumnado».

«Nuestros centros educativos no serán seguros mientras no se establezcan unos criterios sanitarios estrictos, con una dotación presupuestaria y material suficiente, y con la presencia y asesoramiento de personal sanitario adscrito a los centros de salud de referencia».

Desde PIDE consideran que es urgente aumentar el presupuesto en educación hasta el 7% del PIB, bajar las ratios y contratar nuevos maestros y profesores, «es necesario dotar de estabilidad a las plantillas docentes y es indispensable volver a los horarios docentes previos a los recortes educativos».