El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha asistido en la noche de este sábado 22 de agosto al acto de proclamación de Olivenza como uno de los Pueblos Más Bonitos de España, que se ha celebrado en el auditorio municipal. Gallardo ha agradecido a la asociación que concede esta distinción, de la que gozan 94 pueblos de toda España, que trabaje por ofrecer «una mirada distinta del mundo rural», alejada de la habitual que se suele vender relacionada con las tragedias.

El municipio oliventino es el primero de la provincia pacense en formar parte de esta red, siendo el quinto de Extremadura, ya que de la provincia de Cáceres también pertenecen Guadalupe, San Martín de Trevejo, Robledillo de Gata y Trujillo.

El presidente de la institución provincial ha apuntado que «sin la complicidad de los oliventinos, este sello no hubiera sido posible».

Una distinción que apuntala el turismo de interior y supone otra forma de hacer turismo. Turismo, como ha precisado Gallardo, «de descanso, de reposo y seguro», y que es por el que apuesta la provincia de Badajoz.

También ha estado presente el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, así como el diputado provincial y alcalde de Olivenza, Manuel José González, que han valorado que este logro sea fruto de un proyecto común, en el que ha tenido mucho que ver la colaboración ciudadana y la conciencia cívica. El primer edil, en este sentido, ha querido agradecer el trabajo de las corporaciones municipales y alcaldes que le precedieron.

Por su parte, el presidente de la Asociación de los Pueblos Más Bonitos de España, Francisco Mestre, apuntó que Olivenza luce esta distinción por méritos propios ya que, entre otros requisitos, ha sabido mantener la armonía en su arquitectura.

Cabe recordar que el pueblo que desea entrar a formar parte de esta red debe cumplir 42 requisitos bastante estrictos. Los requisitos van orientados al embellecimiento de fachadas, calles, plazas, así como limpieza, ornamentación, naturaleza, arquitectura tradicional, aire puro, escasez de tráfico, patrimonio y su conservación. Unos parámetros que han contado con el visto bueno en el caso de Olivenza.

El toque musical lo ha puesto el grupo Acetre Folk, que ha abierto la velada y la ha cerrado con un concierto. Precisamente, Gallardo ha querido felicitar a Acetre por su labor y más en el día que se celebra el Día Mundial del Folclore.