La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) ha analizado los datos publicados hoy en la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer para denunciar “lo que venimos mucho tiempo denunciando: que en los pueblos la falta de servicios hace que las víctimas se encuentren más desamparadas y, por tanto, denuncien menos”.

«Cuanto mayor es el tamaño del municipio de residencia mayor es el porcentaje de mujeres que han verbalizado la violencia sufrida de sus parejas o exparejas a través de la denuncia, la búsqueda de ayuda formal o informal”, dice el informe. La Macroencuesta explica esto en datos: mientras que el 83,3% de las mujeres que viven en municipios de más de 10.000 habitantes ha denunciado, en los municipios de entre 10.000 y 2.001 habitantes ha denunciado el 78,5% y en los municipios con menos de 2.000 habitantes han denunciado solo el 66,9% de las víctimas.

Es por esto que FADEMUR lleva tiempo desarrollando programas de sensibilización contra la violencia de género en el medio rural, como Cultivando Igualdad, con el que FADEMUR crea espacios seguros contra la violencia de género en el medio rural gracias al apoyo del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. “El trabajo tiene que ser de 360º. No se trata de concienciar solo a las víctimas sino a toda la sociedad porque contra esta lacra la lucha tiene que ser conjunta”.