“De esta crisis saldremos todos juntos”, por ello, el Ayuntamiento de Zafra va a poner a disposición de los establecimientos que están ahora cerrados más de 220.000 Euros para ayudar a los que peor lo están pasando en la ciudad.

Esta no es la primera crisis por la que atraviesa la ciudad, pero sí es la primera crisis en la que se está construyendo un colchón de ayudas para que nadie se quede atrás. A las ayudas de la Junta de Extremadura y las del Gobierno Central, el Ayuntamiento de Zafra destinará 220.000 euros para que el tejido empresarial palie los efectos de la crisis económica.

De ese total, 100.000 euros serán para ayudas económicas directas a todos los establecimientos comerciales o de hostelería que están cerrados en cumplimiento de las medidas aprobadas la pasada semana por la Junta de Extremadura.

Otra de las medidas incluidas es la suspensión, durante todo el primer trimestre del año, del canon que cobra el ayuntamiento a los bares por los veladores y terrazas. Y se ha decidido todo el trimestre para compensar la reducción de aforos y ocupación que han tenido que cumplir debido a la crisis sanitaria. Una medida que será extensiva a los comerciantes del mercadillo.

En relación a los quioscos que son propiedad municipal, y que ahora están cerrados, no tendrán que pagar la cuota al Ayuntamiento de Zafra este mes de enero.

En este paquete de medidas, no sólo se ha trabajado por la reducción impositiva, sino que también se va a fomentar el consumo. Así se destinarán otros 70.000 euros en cupones de varamedís para una campaña de apoyo al comercio local que se pondrá en marcha cuando puedan abrirse los establecimientos y mejore la situación.

«En la anterior crisis que hubo la derecha no hizo nada por las personas, dejaron más paro, más deuda municipal y más impuestos. Abandonaron a la ciudad. Esta crisis está liderada por gobiernos socialistas, y nunca antes en Zafra el Ayuntamiento ha ayudado tanto».

Por lo que el PSOE de Zafra le pide al PP que «deje su apoyo crítico, que no se ponga de lado y se ponga a trabajar por Zafra, porque pueden pedir más y mejor, pero en las crisis no basta con pedir, hay que hacer cuando se puede, ellos pudieron y no lo hicieron, por eso nunca seremos iguales».