El Sindicato del Profesorado Extremeño, PIDE, ha solicitado por registro oficial (justificante) a la Consejera de Educación que proceda a la extinción de todos los conciertos de enseñanzas postobligatorias suscritos entre la Consejería de Educación y los centros privado-concertados de Extremadura.

«Las Administraciones Públicas tienen la obligación constitucional de crear una red de centros públicos suficiente para poder afrontar la necesidades de escolarización y no se puede concertar ninguna unidad mientras los centros públicos no tengan cubiertas todas sus plazas escolares, de otro modo se estarían malversando fondos públicos. La sinrazón llega a tal magnitud que hay centros públicos donde se suprimen unidades por falta de alumnos, mientras se mantiene el concierto educativo sin recortes en el centro privado-concertado de la misma zona educativa. Lo lógico en estos casos es quitar el concierto del centro privado, que es supletorio, para preservar el centro público y no, al contrario, como está pasando. Es del todo inaceptable que haya centros públicos “agonizando”, mientras que, con el dinero de todos, se financian centros privados, concertando unidades educativas».

Desde PIDE consideran urgente suprimir todos los conciertos suscritos de enseñanzas postobligatorias en los centros privado-concertados de Extremadura, pues en su opinión, no hay ninguna obligación legal de mantener subvencionadas dichas enseñanzas y estas, en caso de ser necesarias, deben ser ofertadas obligatoriamente en la red de centros educativos de titularidad de la Consejería de Educación y Empleo de Extremadura: «el dinero público se debe emplear en el servicio público y no en mantener negocios privados que sustituyan un servicio público esencial. Advertimos de que en caso de persistir dicho gasto injustificado se estarían malversando fondos públicos».

Las 63 unidades concertadas en enseñanzas postobligatorias en Extremadura para el curso 2019/2020 suponen un coste anual de 8,5 millones de euros, «cuando la Consejería no tiene por qué subvencionar enseñanzas postobligatorias».