Terminó la 37 edición de la Clásica Ciudad de Torredonjimeno, tercera prueba puntuable de la Copa España en la que participaron solo 23 de los 25 equipos previstos, ya que dos de ellos no pudieron participar por sendos casos de Covid entre sus corredores. Aun así la prueba reunió un pelotón de 161 corredores con buena parte de lo mejor del ciclismo Elite y Sub 23 nacional, que “devoraron” los 165 kms de recorrido en busca de la victoria de una de las carreras de mayor prestigio en España.

El Bicicletas Rodríguez Extremadura luchó y ofreció lo mejor de sí mismo y tuvo opciones en la parte decisiva de la carrera de optar por subir al pódium con Julián Madrigal.

La carrera ha estado marcada por una escapada que llegó a contar hasta con 2 minutos de ventaja, integrada por 17 unidades, que se produjo en el km 70 de carrera y donde ya iba destacando el vencedor de la carrera, el neerlandés Timo de Jong del equipo Telco’m y donde el Bicicletas Rodríguez Extremadura no lograba meter a ningún corredor. «El trabajo de los equipos que no habíamos metido corredores en el grupo cabecero hizo que la ventaja disminuyese hasta las 30 segundos al pie del puerto de 1ª categoría, Alto de Locubin, que coronaba en el km 104,3 de carrera».

Seis de los integrantes de la escapada lograron coronar el puerto con 40 segundos sobre un grupo perseguidor donde viajaban todos los integrantes del Bicicletas Rodríguez Extremadura. Ha sido en el puerto de Valdepeñas de 2ª categoría en el km 116 donde 8 corredores han conectado con los 6 corredores que quedaban de la escapada, llegando a contar con 1´20” sobre el grupo perseguidor a 15 kms de meta. Ahí empezaron las dudas y no se entendieron los corredores, por delante saltaba el vencedor de la carrera Timo de Jong y tras él otros 5 corredores, con Julián Madrigal entre ellos, que parecía que se iban a jugar el pódium entre ellos. A solo 10 kms de meta contaban 40 segundos de ventaja sobre el grupo perseguidor compuesto por unas 30 unidades donde también iba su corredor David Delgado.

Finalmente estas 5 unidades fueron alcanzadas dentro del último km de carrera y perdieron todas sus opciones de subir al pódium con Julián Madrigal, que además sufrió una caída esprintando por luchar aún por ese “codiciado cajón”.