Esta mañana ha tenido lugar la Asamblea General Ordinaria del Fondo Extremeño Local de Cooperación al Desarrollo (FELCODE), que en esta ocasión se ha llevado a cabo en el Centro Integral de Desarrollo (CID) de la Diputación de Badajoz de Guareña, bajo la presidencia de Miguel Ángel Gallardo.

La celebración de esta asamblea respondía, sobre todo, a la necesidad de aprobar la memoria de gestión y el balance económico del año 2020, y dar luz verde al presupuesto y plan de trabajo del año 2021; los mismos que fueron aprobados por unanimidad por parte de todos los representantes municipales presentes.

Además de estos asuntos de carácter ordinario, se ha aprobado la solicitud de adhesión al fondo extremeño de los municipios cacereños de Santibáñez el Alto y Cabezabellosa. FELCODE cuenta con 197 socios en la actualidad.

Durante la celebración de esta asamblea, el presidente de FELCODE y de la Diputación de Badajoz, ha destacado que “2020 ha sido un año que difícilmente podremos olvidar». El carácter global de la crisis sanitaria ha  dejado, además del drama humano, expresado en víctimas humanas, una sensación de vulnerabilidad y fragilidad colectiva que dejará una profunda huella en nuestra sociedad.

Por ello, ha indicado que en esta nueva normalidad, «tenemos que colaborar si cabe con más intensidad desde lo local para hacer un mundo mejor».  Y ha añadido que es el momento para «hacer esfuerzo global, para que los países ricos sean generosos y muy pronto pueda iniciarse la vacunación en los países de desarrollo».

En su bienvenida a los asistentes a la asamblea, Gallardo ha tenido un recuerdo especial a «dos grandes mujeres que trabajaron por la cooperación internacional a través de FELCODE» y que nos dejaron el año pasado. Se trata de la alcaldesa de Maguilla, Nandi Ortiz, y la alcaldesa de Romangordo, presidenta de la Diputación de Cáceres y de Felcode, Charo Cordero. De ellas, como dijo, nos queda su imborrable recuerdo, memoria y ejemplo. Y ahora «tenemos que seguir el camino que ellas dejaron».

No obstante, como precisó, si algo ha quedado de manifiesto durante este año es que la colaboración, la cooperación y la coordinación entre distintos países, territorios y estamentos de la sociedad ha permitido dar batalla en tiempo récord a esta amenaza sanitaria. Los territorios, los gobiernos locales, han sido un buen exponente de cómo articular  soluciones a esta crisis bajos estas premisas.

En este contexto, la cooperación internacional, y por extensión el trabajo de FELCODE, no ha sido ajena a estos cambios a los que el fondo se vio forzado y a partir de la segunda quincena de marzo se replanificó el trabajo de la entidad para tratar de adecuarse a la nueva situación, teniendo que optar por metodologías e instrumentos adaptados a la nueva realidad, en la que las herramientas de comunicación on-line se han convertido con el paso de los meses en fundamentales para mantener una de líneas de trabajo más importantes para FELCODE como son los intercambios de conocimientos, experiencias y buenas prácticas con sus socios locales.

A esto hay que sumar la ejecución de proyectos en terreno con los que se ha tratado de paliar los efectos generados por el Covid-19, que han supuesto el grueso del trabajo desarrollado en 2020.

De cara a esta anualidad, FELCODE contará con un presupuesto de 572.915,09 € para desarrollar un ambicioso plan de trabajo que será financiado en su mayor parte por los municipios socios, las Diputaciones Provinciales de Cáceres y Badajoz y por la Agencia Extremeña de Cooperación para el Desarrollo, AEXCID; lo que permitirá completar proyectos que se están ejecutando en América Latina y abordar nuevas acciones en República Dominicana para promover el desarrollo local en base a la valorización de productos locales. El gerente de FELCODE, Antonio Fuentes, fue el encargado de desgranar la memoria, los proyectos que se acometerán este año 2021, así como el presupuesto para este año, que se aprobaron por unanimidad.

Miguel Angel Gallardo estuvo acompañado de Alfonso Beltrán, vicepresidente 1º de la Diputación de Cáceres; y Abel González, en su doble calidad de alcalde de Guareña y tesorero de FELCODE.