Segundo estreno y segunda coproducción del Festival de Teatro Clásico de Cáceres, El caballero de Olmedo, de Lope de Vega sube mañana miércoles al escenario de la plaza de las Veletas (22.30) con una imagen propia, la que funde el flamenco, la danza y la palabra.

Producciones La Barraca acomete el montaje de una de las obras canónicas del teatro clásico español más representadas, escrita a los 52 años por Lope de Vega, quince antes de su muerte.

La propuesta de la compañía extremeña es interpretar la tragicomedia lopesca a través de la danza española, la escuela bolera del siglo XVIII, y el flamenco, alternando las partes danzadas con los versos. Para ello, cuenta con un amplio equipo artístico encabezado por el bailaor Jesús Custodio, que interpreta el papel principal de Don Alonso, acompañado en el baile por Joaquín Simarro, Marina Madiedo y Priscila Álvarez. Fermín Núñez, Sergio Adillo, Nuqui Fernández y Sergio Gato componen el elenco de actores.

En la parte flamenca figuran el cantaor Manuel Pajares y la guitarrista Sara Castro, y en la parte clásica el conjunto de cámara que forman Carmen Agúndez, directora musical del montaje y chelista, Fernando Agúndez, viola, más un flautista y dos violinistas. La formación interpretará musicalmente una antología de la danza española procedente de Asturias, de Albéniz, y La vida breve de Falla y piezas sueltas de Granados y Pablo Sarasate, entre otros.

El caballero de Olmedo, cuya adaptación ha escrito Sergio Adillo, plantea los amores entre un caballero (don Alonso) y una mujer (Inés), cuyo padre ha comprometido a su hija con otro caballero (don Rodrigo), quien al conocer la relación trama la muerte de su contrincante.

El director del montaje, Pedro Luis Bellot, afirma que la obra está hecha para “el deleite de los sentidos, rescatando la danza española en conjunción con el teatro para mostrar este arte a ojos de unos espectadores que nunca han visto nada parecido en el Clásico”. Para ello, la obra está ubicada en la época goyesca, con la idea, explica Bellot, “de insertar, desde un punto de vista estético y dramatúrgico, la fusión que hace única esta producción: el teatro, la danza española, el flamenco y el folclore popular”.

El caballero de Olmedo es consecuencia de los cuatro años de investigación que Bellot y Custodio han desarrollado a la “busca de un lenguaje escénico personal que aúne distintas artes”, y que ha evolucionado a través de montajes como Federico por Lorca, homenaje que realizó al poeta y dramaturgo granadino con motivo del ochenta aniversario de su muerte, y en La Barraca de Federico García Lorca, última producción de la compañía, que recrea la historia del teatro itinerante y universitario que dirigió el escritor español.

 

Personajes femeninos en Esbozos áureos

Este miércoles la Escuela de Artes Escénicas Maltravieso presenta en el Palacio de Carvajal (20.30) el segundo de sus espectáculos en la sección Esbozos áureos. Alumnos del centro interpretan Museo de las femmes del Siglo de Oro, que reúne piezas de Calderón de la Barca, Lope de Vega, William Shakespeare, José Zorrilla y Fernando de Rojas. La dirección y dramaturgia la firman Raquel Bravo y Rubén Lanchazo y la duración es de 50 minutos. La entrada es libre, pero el aforo está limitado.