El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, asistió en la tarde-noche de ayer martes 20 de julio a la inauguración de la corrala de comedias de Montemolín. Un acto en el que acompañó al vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta, José María Vergeles, y al alcalde de Montemolín, Juan Elías.

El acto sirvió también para ofrecer un sencillo homenaje a todos aquellos que perdieron la vida durante la pandemia. Por ello, se guardó un minuto de silencio y una niña encendió con una antorcha un pebetero, representando la llama a los que ya no están. Asimismo, intervino Julia Rayego, médico del pueblo, en representación de los colectivos que trabajaron en primera línea durante los meses de pandemia y a los que el alcalde quiso dedicar la remodelada corrala.

De hecho, en la placa que se descubrió se podía leer: «Recuperación antigua corrala de comedias. Este lugar forma parte de la memoria viva de este pueblo, y ahora también de su vida presente y futuro. En homenaje, recuerdo y agradecimiento a los que han luchado en primera línea contra la covid-19».

Miguel Ángel Gallardo tuvo palabras de agradecimiento hacia Julia y a los profesionales que han estado en primera línea. Y añadió que «el valor de lo que representa este acto de homenaje es para sentiros orgullosos».

Por su parte, el presidente provincial valoró el empeño personal del alcalde Juan Elías, «por recuperar cosas que tenemos, porque tienen el valor de lo nuestro, de los pequeños pueblos».

La que se inauguró y se ha rehabilitado es una corrala que recuerdan los más mayores del lugar, que posteriormente se dedicó a vaquería, y por la que antaño pasaban compañías de teatro y cantantes, como Juanito Valderrama, en su paso de Madrid a Andalucía. Precisamente por ello, durante el acto también se proyectó un vídeo del hijo de Juanito, también cantante, que recordó que sus padres actuaron allí.

Gallardo ha apuntado que «recuperar nuestro patrimonio es un buen camino para mantener población en nuestros pueblos, pues genera movimiento turístico, cultural y económico». Por eso desea que esta corrala, que levanta el telón después de 70 años, vuelva a servir de punto de encuentro para aquellos artistas que vayan o vengan de Madrid o Andalucía, «pero que recalen aquí».

El alcalde popular de Montemolín, Juan Elías, se mostró visiblemente emocionado, y además de dedicar este remozado equipamiento a los ‘héroes’ de la pandemia, agradeció la implicación del presidente de la Diputación de Badajoz «por atender a los pueblos durante los momentos más difíciles».

Por su parte, José María Vergeles aprovechó el acto para recordar a todos y cada uno de los colectivos esenciales que lucharon y que con su trabajo «lograron salvar muchas vidas». En este sentido, quiso valorar especialmente el papel de los alcaldes y alcaldesas.

A parte de los teatros y actos culturales que se desarrollarán en esta corrala, que se no sólo se ha recuperado en su zona de graderío y de escenario sino también por la parte de abajo, la misma servirá como reclamo turístico, ya que son muy pocos los teatros de estas características que quedan en España.

El inmueble, situado en la calle Medio Grande, era de titularidad privada y fue adquirido por el ayuntamiento.