Un ejemplo y modelo a seguir, además de ser una apuesta valiente, novedosa y generosa, es lo que representa el proyecto de unión de Don Benito y Villanueva de la Serena. Un proyecto que continúa dando pasos y que tendrá uno de los momentos más importantes en el primer semestre del próximo año 2022, cuando los ciudadanos de ambas poblaciones votarán para que este proyecto, que según los alcaldes José Luis Quintana y Miguel Ángel Gallardo, no tiene vuelta atrás.

Un proyecto que este miércoles 22 se ha presentado en un acto, en el instituto Luis Chamizo, en el que han estado presentes todos los representantes de la sociedad extremeña: partidos políticos, organizaciones empresariales, sindicales, tercer sector, universidad, asociaciones, entre otras. Proyecto que cuenta con el apoyo unánime de todos los grupos que conforman las dos corporaciones, además de contar con el apoyo de los tres presidentes de la región, el actual y los dos anteriores; así como por el resto de fuerzas políticas presentes en la Asamblea. Además de organizaciones sindicales y empresariales.

Un proyecto da esperanza para que una persona desarrolle en el nuevo municipio que nacerá su proyecto de vida.

Abel Caballero, presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp) ha intervenido a través de un vídeo destacando la importancia de esta decisión que convertirá al nuevo municipio en una que entrará en el rango de ciudades grandes ciudades, con todo lo positivo que ello conlleva. Además, añade, “en este caso el tamaño sí es importante, ya que ofrecerá un mejor futuro. Es una decisión valiente, la de caminar juntos, y conveniente ya que vivimos en un mundo globalizado y hay que unir esfuerzos. El futuro va en esa dirección”. La nueva ciudad, subraya Caballero, será un referente en la región y en el contexto nacional.

El alcalde de Villanueva de la Serena, Miguel Ángel Gallardo, subraya que este proceso no tiene retorno y es el resultado de un trabajo iniciado hace dos años por parte de los dos alcaldes y con el apoyo de un estudio realizado por varios profesores de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Extremadura. Un estudio, expresa, que ha sido determinante y que ha confirmado lo que ya sabían, que esta unión es beneficiosa para todos.

En sus primeras palabras ha mostrado su afecto y solidaridad con los ciudadanos de La Palma, por la tragedia que están viviendo. Al mismo tiempo, ha expresado “la sensación de emoción y nerviosismo por lo que estamos alumbrando. Algo que cuenta con el apoyo de muchas instituciones. Agradezco a todos los sectores, a la sociedad civil organizada, el apoyo que están dando a este proyecto, que es un proyecto colectivo”. Son, además añade, unos aliados imprescindibles para llevar a buen puerto este proyecto.

Gallardo destaca que este proyecto de unión “no es un sueño. Es una realidad con la que conquistar todos los sueños que nos propongamos. Creo que será la mejor historia que se pueda escribir, porque es sumar esfuerzos para hacer crecer nuestros dos municipios que serán uno, pero también hará crecer a nuestra región. En solitario podemos crecer, y lo hacemos, pero también somos freno una de la otra, ya que dividimos esfuerzos e inversión”.

Con este acuerdo, subraya, “entre todos vamos a cimentar un nuevo futuro, sobre todo el de nuestros hijos y nietos”.

El alcalde de Villanueva de la Serena recuerda que hace dos años, ambos alcaldes tenían claro que había que ir a más, dar pasos para trabajar en la misma dirección y aprendiendo de los errores del pasado. Y se ha hecho con una metodología diferente, con un informe que “ratifica lo que ya sabíamos: que juntos somos más fuertes y conseguir más. Hay que renunciar, y al tiempo exigir”.

Gallardo expresa que lo vivido en la pandemia “nos ha dado también la oportunidad de trabajar ante algo desconocido, en aunar esfuerzos y trabajar por un objetivo común” Una enseñanza que también ha servido para demostrar que no se podía hacer una suma de identidad. Se trata, explica, “de crear una nueva ciudad, con una nueva identidad que sume las dos identidades. De ahí construir un nuevo ayuntamiento entre las dos ciudades y que aproxime los dos términos”.

Un proyecto que también es un proyecto de país, “es un claro ejemplo de cómo la España vaciada puede luchar por su futuro, uniéndose y generando nuevas oportunidades”.

El alcalde villanovense insiste en que los políticos están de acuerdo, han hecho su trabajo y hay unanimidad. El futuro, el de las próximas generaciones, indica, “está por escribir y lo podemos hacer con letras mayúsculas. Es algo que está en nuestras manos, en las de los ciudadanos. Y aunque la ley marca que para este tipo de decisiones se aconseja contar con el 66% de apoyo, mayoría cualificada, nos vamos a dejar la piel para que este proyecto tenga el respaldo mayoritario. La política debe ser el instrumento transformador de la vida de las personas”.

La unión de ambas ciudades, considera Gallardo, “nos hará más fuerte y hará que nuestros hijos creen una identidad más fuerte y será la que simbolizará la futura ciudad

Ellos se sentirían orgullosos de lo que sus padres y abuelos hicieron para ofrecerles un mundo mejor, una ciudad con más oportunidades. Hemos salido de la zona de confort para que nuestros hijos y nietos tengan una mejor vida”.

Gallardo insiste en que lo más importante de este proyecto, es la consulta ciudadana y que sea un proyecto de todos, porque la unión va a generar oportunidades en todos los ámbitos. “La fusión debe ser la palanca de cambio que transforme también nuestra sociedad. No perderemos nuestra cultura, costumbre, etcétera, pero crearemos una nueva. De personas que se unen para construir una sociedad mejor, de más bienestar social Si queremos hacer un mundo rural para subsistir debemos ofrecer oportunidades y con una ciudad fuerte, los municipios de la comarca tendrán más oportunidades”.

José Luis Quintana, alcalde Don Benito, destaca que se está ante una oportunidad única, de poner toda la atención en cuanto a inversión y atracción de distintos sectores se refiere. “Seremos más grandes, una ciudad con el mayor número de entidades locales menores, 9 en total, del país. Seremos un ejemplo de cogobernanza”.

Al igual que Gallardo, Quintana ha puesto en valor el respaldo unánime que este proyecto está teniendo, lo que da más fuerza para seguir adelante porque “queremos ganar el futuro. Ese es nuestro lema y nuestro objetivo. Quememos mucho más y por separado no lo vamos a lograr”. Se ha generado ilusión, añade, “ilusión ciudadana para ser una sola ciudad. Ya no es un proyecto político. Es un proyecto ciudadano, por eso necesitamos el compromiso de la gente, que sea vinculante y queremos que los ciudadanos se sientan identificados. No hay ningún sector en contra. La política ha terminado trabajo, ahora hay que trabajar para que sea una fuerza imparable, esto no tiene marcha atrás”.

El alcalde dombenitense destaca que las ventajas económicas son increíbles, “seremos el segundo polo económico de la región y en algunos casos, seremos los primeros como en agroindustria. Nuestra vocación supera la comarca, subirá la renta, el paro bajará un 5%, etcétera”.

Ante estos datos, añade, habrá más oportunidades de crecer e invertir. “Ahora es el momento. Estamos saliendo de la situación crítica de la pandemia, con buenos datos económicos y de empleo. La vuelta a la normalidad está a la vuelta de la esquina. Ahora es la oportunidad de dar este paso para reforzar nuestra posición estratégica en la región y en el panorama nacional”, expresa.

Quintana, al igual que Gallardo, destaca que la unión va a suponer una llamada de inversión, “para que nos miren, y hemos de caminar juntos en esta aventura apasionante. Una aventura que va a cambiar el rumbo de las dos ciudades y cambiará también el futuro de Extremadura”. Estamos preparados, añade, “para dar respuesta a los nuevos retos que nos plantea el futuro y se lo debemos a las generaciones futuras, ofrecerles una vida mejor. Es una decisión firme en irrevocable. Será una nueva ciudad más preparada para conquistar el futuro. No es fácil que todos los políticos estemos de acuerdo y tras nuestro trabajo, es hora de los ciudadanos. Nuestro futuro solo depende de nosotros”.

Entre los asistentes han estado dos de los profesores del estudio. Pedro Rivero ha intervenido destacando que “para nosotros los beneficios están claros. Es uno de los hechos más relevantes de la región, de la historia reciente. Es una decisión que entraña valentía y liderazgo, algo a lo que no estamos acostumbrados”.

Las dos ciudades y su área de influencia representan un polo referente en el suroeste peninsular, y para crecer “hay que hacer las cosas de otro modo. Y vosotros -en relación a los dos alcaldes- lo representáis y será referente para otros municipios del país que harán lo mismo. Este proyecto da esperanza para las generaciones futuras”.

Rivero ha querido también gradecer el que la Facultad de Económicas participe en este importante proyecto, “y os damos las gracias por esta apuesta y será modelo y marco de referencia. Hay valentía y generosidad por vuestra parte, lo que representa un estímulo para todos y un referente”.

En similares términos se ha pronunciado otro de los profesores del estudio, Paco Pedraja, quien indica “que la fiscalidad no tendrá prácticamente cambios, ya que los impuestos son similares y se han mimetizado y prácticamente. La capacidad tributaria es muy similar en ambos municipios”.

Desde el punto de vista económico, añade, “la transferencia del Estado subirá en un 15%, la salud financiera de ambos ayuntamientos es envidiable, y permitirá hacer cambios con tranquilidad. Es un ejemplo paradigmático este proceso de fusión”.