El Boletín Oficial de la Provincia publica hoy la resolución de subvenciones, que alcanzan casi los 500.000 euros, para financiar la redacción de proyectos de obra de los ayuntamientos. El objetivo es que contribuyan a impulsar el reto demográfico y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

Desde el Área de Fomento de la Diputación de Badajoz destacan que la obra pública que podría generar la redacción de estos proyectos alcanzaría los 10 millones de euros y el impacto en el sector de la construcción sería muy importante.

En total se han subvencionado proyectos de 51 municipios de la provincia. Las actuaciones a realizar en los municipios y entidades locales menores con población inferior a 20.000 habitantes no superan individualmente la cantidad de 15.000 euros y corresponden tanto a redacciones de proyectos de obra pendientes de iniciase o en fase de planificación, como a aquellos proyectos redactados a partir del 1 de enero de 2021. El periodo de ejecución de la subvención finaliza el 30 de septiembre de 2022.

Esta iniciativa pretende contribuir a afrontar el reto demográfico en los próximos años de forma que se generen inversiones productivas que proporcionen nuevas oportunidades de vida en los municipios de la provincia.

En este sentido, se ha establecido una discriminación positiva a las inversiones que favorezcan la creación de empleo, especialmente femenino, y a colectivos de población más sensibles al fenómeno del abandono de los municipios, como jóvenes y tercera edad.

La convocatoria ofrece a los ayuntamientos la posibilidad de generar proyectos de obra que pudieran, en su caso, servir de primer engranaje en las líneas de subvención insertas en los Fondos de Recuperación Económica Europeos u otros de naturaleza similar. Así se fomenta la recuperación económica y se contribuye de forma activa a paliar los efectos de la pandemia.

Esta línea de subvenciones está dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en concreto, el fomento del crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible; el empleo pleno y productivo; el trabajo decente; el desarrollo de las infraestructuras resilientes; promoción de la industrialización inclusiva y sostenible; fomento de la innovación; y garantizar la vida saludable y promover el bienestar en todas las edades.