La consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García, ha destacado este jueves en Mérida el sistema de seguros agrarios frente al cambio climático por “erigirse como un mecanismo eficaz de protección y estabilidad económica” para los profesionales del campo.

García ha hecho estas declaraciones durante la inauguración de la jornada informativa sobre frutales con entidades, tomadores y mediadores, organizada por Agroseguro, a la que también ha asistido el director general de Agricultura y Ganadería, Antonio Cabezas.

La consejera ha hecho hincapié en la profesionalidad que existe en el sector frutícola extremeño que junto con el tabaquero, el del arroz y el del tomate de industria “forman los pilares fundamentales de la región extremeña».

Sectores, que según ha apuntado, apuestan cada vez más por las nuevas tecnologías ganando eficiencia y competitividad, con más producciones, una mayor eficiencia del agua y empleando medios vanguardistas para la recolección de los frutos. Lo que sitúa al sector frutícola extremeño “en lugar preeminente a nivel nacional”.

DATOS DE PRODUCCIONES ASEGURADAS

En este camino, la Junta de Extremadura está apoyando al sector con el fomento de los seguros agrarios, que intervienen de manera decisiva en la generación de certidumbre en las economías agrícolas, con unos capitales asegurados por hectárea altos y con unos inputs productivos que rondan los 4.000 €/hectáreas y año, ha precisado.

En este sentido, la consejera ha subrayado que el valor de todas las producciones aseguradas de la región se sitúa en algo más de 1.000 millones de euros.

Extremadura cuenta con 29.000 declaraciones de seguros, dando cobertura a 299.000 hectáreas, asegurando 4.053 millones de kilogramos de producción y a 24 millones de animales, donde la fruta representa alrededor del 15% del valor de la producción total en la región.

CAMPAÑA ACTUAL

Las indemnizaciones de la presente campaña, para todas las líneas de seguros, que por ahora ascienden a 51.000.000 euros, se acercan a la media nacional de los últimos cinco años, en los que las personas profesionales del campo percibieron de media más de 60 millones de euros cada año, muy por encima de los 30 o 35 millones que se venían percibiendo en campañas anteriores.

Al respecto, la Consejera ha indicado que la partida presupuestaria destinada a cubrir seguros auxilia a agricultores, agricultoras, ganaderas y ganaderos, con el fin de protegerles ante eventualidades climáticas antes de que estas acontezcan y ha recordado que la partida presupuestaria para 2022 será de 8 millones de euros.

Ha indicado que “desde 1991, esta administración ha invertido la cantidad exacta de 167.993.884 euros, en apoyo al campo con el fomento de seguros» y ha recordado que el Gobierno regional, en apoyo al campo, se esfuerza en ampliar la superficie de regadío y en modernizar los ya existentes, para que se logre así más rentabilidad.