El portavoz municipal, Juan Carlos Fernández, ha expresado la preocupación que produce la noticia de que la deseada autovía A81, que debería unir Badajoz con Granada, sólo será realidad en un tramo: Badajoz-Zafra.

Para los populares, «esto sería una buena noticia porque nos acerca a la capital pacense y a Portugal. Pero es altamente frustrante que se contemple entre Zafra y Espiel una carretera convencional. Esto no sirve al propósito de mejorar las comunicaciones con el sur. Esto afecta a nuestro desarrollo económico, puesto que unas buenas comunicaciones facilitan el flujo de personas y bienes y fomenta, por lo tanto, el turismo, el comercio y la industria».

Asimismo, añaden que «nos tememos que los antecedentes no nos beneficiarán mientras gobierne el PSOE. Ya tenemos el caso de la autovía prevista entre Zafra y Jerez de los Caballeros, de interés regional, que ha sido descartada para ofrecernos una carretera de tres carriles, algo obsoleto y peligroso. Todo lo basan en el criterio de la densidad de tráfico, siendo así que, como ya criticó el portavoz municipal en el caso de la autovía a Jerez, si fuésemos escrupulosamente fieles a ese criterio no se justificaría ninguna de las autovías autonómicas, salvo en un par de tramos muy concretos».

Las autovías tienen como función mejorar las comunicaciones, por lo tanto el desarrollo, vertebrar territorios. Y a Extremadura y Andalucía les hace falta. Lo que pasa, según los populares, «es que el Gobierno de Pedro Sánchez prefiere disponer de dinero para dar cabida a las pretensiones cada vez más subidas de tono de sus socios. Justo lo contrario de lo que hizo el primer Gobierno de José María Aznar, que en septiembre de 1996 anunció en Zafra que la nacional 630 se convertiría en autovía y en pocos años se hizo realidad».

El PP de Zafra pide al alcalde que se implique en esta petición, «aunque nos tememos que ocurrirá como en el caso de la autovía a Jerez, en el que dio por bueno el criterio de la densidad de tráfico y optó por no molestar al Gobierno de su partido en vez de defender los derechos y el futuro de los habitantes de Zafra. No podemos consentir que un proyecto como el de la autovía A81 quede en esto. Nos dan una golosina con el tramo a Badajoz, pero cercenan las posibilidades de la conexión con el sur. No podemos consentir que jueguen con nosotros, y hemos de exigir que digan las cosas claras y piensen en las necesidades de apoyo para el desarrollo que necesitan Extremadura y Andalucía».

Por su parte, la diputada en el Congreso, Teresa Angulo, se sumó a lo manifestado por el portavoz municipal, y lamentó la decisión del Gobierno de no convertir en su totalidad en autovía el trazado entre Badajoz y Granada, que afecta a 1.200.000 personas que viven en las zonas cercanas al recorrido de una vía que habría de servir para atraer inversiones y turismo y reducir la alta siniestralidad.

Criticó también la falta de compromiso presupuestario de Pedro Sánchez, «que no ejecutó nada de lo que contemplaban los presupuestos que recibió plenamente operativos en 2018». Añadió también que «tantos años esperando para que ahora nos digan que el tramo Zafra-Espiel seguirá siendo una carretera general. No tiene sentido el volumen de tráfico, hay que cohesionar territorios. Estos proyectos no se pueden convertir en intermitentes, con tramos convencionales alternándose con los de autovía».

Por último, finalizó esperando que «la A81 sea una realidad lo antes posible, para ayudar a nuestro desarrollo. Que mientras, en otros lugares de España, se presupuestan inversiones multimillonarias y aquí nos ofrecen una autovía incompleta».