La Confederación de Empresarios y Autónomos de Extremadura (CEADE) ha mostrado su preocupación por los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social conocidos hoy y que muestran que Extremadura ha tenido las peores cifras de todo el país en el mes de enero.

En concreto, los números publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social indican que el número de parados en Extremadura el pasado mes de enero subió en 3.063 personas (+3,32%) respecto a diciembre, frente a una subida media en España del 0,55%, con el peor número del país. En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, ha caído en 6.159 personas menos en enero, lo que supone el -1,53%, también la peor cifra de todo el país. Además, esos parados se han cebado en las mujeres, con un incremento de 2.423 mujeres desempleadas (la peor cifra del país), y en el sector servicios, con una subida del desempleo del 4,88% (+3.077 desempleados más).

CEADE señala que «tener el peor dato de parados y afiliación de enero es “preocupante” y muestra la necesidad de estimular a los autónomos y al tejido empresarial de la región, fundamental para que se pueda llevar a cabo una recuperación».

Desde CEADE se ha pedido que los fondos de recuperación se utilicen “con cabeza” para dar fortaleza al tejido productivo extremeño, que es el que genera empleo, con un trato diferencial a empresarios y autónomos para que se creen puestos de trabajo en el sector privado.

Añaden que «bajar los impuestos y las cuotas de la Seguridad Social a empleados y autónomos, así como reducir la carga burocrática para las empresas son medidas necesarias si queremos que el empleo privado, que es el que sostiene el sistema, repunte. El comercio y la hostelería siguen siendo sectores muy castigados por la pandemia».

Y es que, se ha reseñado, que la afiliación bajó en enero en todos los regímenes, especialmente en el agrario (1.332 afiliados menos), seguido por el régimen general (-1,69%, 4.458 afiliados menos), el sistema de empleados de hogar (-1,03%, 45 menos) y el régimen de autónomos (-0,4%, 324 autónomos menos, hasta un total de 80.598).