Hasta el próximo 29 de mayo puede visitarse en la planta baja y primera del Museo Provincial de Bellas Artes, MUBA, la exposición “Mujeres de Goya. Vicios y virtudes de la sociedad de su época”, que ha sido inaugurada esta mañana por el diputado provincial de Cultura de la Diputación, Francisco Martos.

Acompañado por la directora de la pinacoteca, M.ª Teresa Rodríguez, la comisaria de la muestra, M.ª Toral, y la directora de Cultura, Juventud y Bienestar Social de la Diputación, Emilia Parejo, Martos ha destacado la oportunidad de que un evento así se muestre en estos momentos “y que se haga aquí, en Badajoz, exponiendo lo que muchas veces no se aprecia, la desigualdad y subyugación de la mujer”, sustrato de la actualidad que aún hoy impera.

El diputado, a su vez, se ha referido a la cultura como “aquello que nos hace mejores personas”, por lo que espera que esta exposición y lo que subyace en su intención logre remover conciencias.

La exposición es relevante para la directora del MUBA por tres razones. La primera es el pilar que significa Goya para la historia del arte español y universal “por la trascendencia de su producción y la influencia que ejerció su obra, no solo pictórica sino también seriada en artistas posteriores”.

La segunda razón para M.ª Teresa Rodríguez se enmarca dentro de las actividades de “Marzo violeta” en torno a la mujer. En este sentido, entiende que “Goya siempre puso en valor las virtudes femeninas, pues como afrancesado e ilustrado supo valorar las capacidades de las mujeres y defender sus derechos denunciando las atrocidades que sufrían en la sociedad de su tiempo”. Realidades como matrimonios de conveniencia, acusaciones de brujería, prostitución y violaciones, trascienden lo estético para convertirse en denuncia acusadora en los pinceles y lápices del pintor y grabador.

Y la tercera es la exposición en si misma, donde presenta cuatro series fundamentales: “Los Caprichos”, “La Tauromaquia”, “Los Disparates” y “Los desastres de la Guerra”. Indica Rodríguez que una de las características de la obra de Goya es su atemporalidad. “Hoy vivimos una guerra en Europa, lo mejor y peor del ser humano que se muestra en los momentos más extremos”, afirma. En esta similitud, el pintor vio y reflejó en la serie de grabados dedicados a la Guerra de la Independencia, estampas similares a las que podemos ver hoy en día en la televisión y redes sociales. Por ello, la directora considera que “la obra de Goya no es pasado, es presente”.

El conjunto de las piezas expuestas se acompaña de una museografía que facilita ver a  mayor escala lo que el grabado representa. Además, se proyecta un audiovisual de nueve minutos que explica las claves para entender al autor y su obra.

La muestra ha sido posible gracias a préstamos de particulares y entidades tras un trabajo previo de este humanista y pesimista que, según su comisaria, bebe de fuentes francesas y a pesar de todo creía en la mejora del alma humana.

“Genio adelantado a su tiempo, es el primer artista que decide dar voz a la víctimas de conflictos bélicos”, indica M.ª Toral. Fue, además, tremendamente crítico con su época, con la Iglesia y con la falta de acceso a la educación de las mujeres y sus destinos, casi siempre contraer matrimonio o dedicarse a la prostitución.

Uno de sus grabados, ejemplifica Toral, dentro de la serie sobre tauromaquia, lleva por título “Valor varonil”, referencia crítica e irónica de una mujer frente a un toro.

La visita a la exposición puede hacerse por las calles Francisco Pizarro y Duque de San Germán en el siguiente horario: mañanas de martes a domingo, de 10 a 14 horas; tardes de martes a sábado, de 16 a 20 horas; lunes cerrado. Abre los festivos del 14 y 15 de abril y los días 1 y 2 de mayo.