El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Zafra, a través de su portavoz, Juan Carlos Fernández, ha hecho esta mañana balance de la edición de 2022 de la Feria de la Primavera, donde ha lamentado que «otra improvisación del gobierno local del PSOE, con José Carlos Contreras a la cabeza, haya impedido contar con la representación de expositores, que servían de gran dinamización al comercio local».

En rueda de prensa, Fernández ha indicado que esta pasada Feria de Primavera ha sido «atípica, y en esta ocasión no por causa del coronavirus, sino de la incapacidad del gobierno local».

Así, ha especificado que «si bien la parte ganadera ha resultado bien, con 864 cabezas expuestas, un remate de subasta de unos 27.000€ y el 86% de los ejemplares hembras y el 70% de los machos vendidos, la otra parte de la feria, la comercial, “este año ha brillado por su ausencia. Este sector de expositores servía de animación y de atractivo para vecinos de otras localidades, con el consiguiente movimiento económico, siempre beneficioso para todos”.

El portavoz del GPP ha añadido que “este año no ha sido posible porque no se ha elaborado una ordenanza fiscal específica para esta Feria. El gobierno local, improvisando, ha ofrecido a los expositores abonar el precio de la edición general de la FIG, más caro, para exponer en la Feria de Primavera, y después hacerlo gratuitamente en la de octubre, algo que no han encontrado apropiado los comerciantes”.

Para el PP de Zafra esto es todo “consecuencia de la falta de planificación del equipo de Contreras, al que todo se le viene encima porque no organiza, no se pone manos a la obra, no ejerce sus funciones de impulsar y dirigir los servicios municipales. De modo que, perdidos los expositores por no haber elaborado una ordenanza fiscal, han tenido que recurrir a la benevolencia de algunas asociaciones para dotar de contenido al recinto”.

Y, por supuesto, ha añadido Juan Carlos Fernández, “el alcalde y sus concejales han aprovechado actos organizados por el Ayuntamiento para la autopropaganda, ahora organizan una paella y se ponen a elaborarla y a despachar para salir en las fotos, como hacen en carnavales y en otras ocasiones, en un claro ejemplo de que consideran al Ayuntamiento como su cortijo particular en el que pueden hacer lo que les dé la real gana”.

En este sentido, el GPP zafrense sostiene que eso “no es gestionar, es populismo, y con él quieren disimular el fracaso de su gestión presentándose como humildes servidores del pueblo. Falso. Donde tienen que demostrar que sirven al pueblo es en el Ayuntamiento, con la gestión adecuada de los intereses de los ciudadanos, no con gestos infantiles”.

Por todo, ha concluido Fernández, queda claro que “la Feria y el resto de asuntos de interés para Zafra requieren de un gobierno local eficaz, capaz de coordinar los servicios, y no de meros propagandistas. En esta ocasión no han podido contar con la excusa del coronavirus, y los problemas de la Feria han quedado al descubierto”.