El extremeño y compañero de UPA Teófilo Moreno será, de nuevo, el encargado de llevar la voz de los agricultores de tabaco de la región a Europa al ser reelegido por unanimidad presidente del Grupo de Trabajo del Tabaco en el COPA-Cogeca. Los productores extremeños siguen contando con un aliado más para defender sus intereses en Europa, «algo muy necesario, ya que se trata de un sector que está siempre en el punto de mira de la Comisión Europea».

Desde UPA-UCE celebran que Moreno siga liderando la defensa de los agricultores del cultivo del tabaco en Europa. Lograr un reconocimiento del tabaco europeo con unos precios similares a los que se dan en el resto del mundo o que en las importaciones de tabaco se respeten las normas, tanto de producción como laborales, que se exigen dentro de Europa, son algunos de los retos más importantes que se marca Moreno para los próximos dos años.

“Nuestro trabajo seguirá centrado en conseguir que el cultivo del tabaco tenga un tratamiento de igualdad en relación al resto y acabar así con la discriminación que vive este sector en las políticas europeas, como por ejemplo el hecho de que no pueda percibir ayudas acopladas a la producción, algo que seguiremos reivindicando durante los próximos dos años”, señala Moreno.

El equipo de trabajo de Moreno tiene también la mirada puesta en el Congreso COOP10 sobre el tabaco, que se celebrará en noviembre de 2023 en Panamá, donde quieren saber cuál será el pronunciamiento de la Unión Europea sobre el cultivo del tabaco.

Desde UPA-UCE consideran “muy positivo” su reelección para el sector tabaquero regional, ya que se trata de uno de los cultivos más sociales, que genera mucha riqueza y mano de obra, y se produce en zonas en las que no existe otro tipo de alternativa como es el norte cacereño. “Más de 35.000 pequeños productores de tabaco europeos, sus familias y cientos de miles de puestos de empleo serán defendidos en Europa por nuestro compañero Teófilo Moreno”, mantienen desde la organización agraria.

Los principales retos que se marca Moreno para los próximos dos años es conseguir que en la reforma de la PAC se mantengan los apoyos que los productores vienen percibiendo y, por otro lado, que Europa “deje por fin de darle la espalda a este sector y terminar así con su discriminación”.