El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha participado esta mañana en Madrid en ‘Wake Up Spain’, el Foro Económico organizado por el periódico El Español, inaugurado el pasado lunes por el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que ha contado con la participación de líderes territoriales como Alberto Núñez Feijóo, Isabel Ayuso, Ximo Puig, Juanma Moreno o José Luis Martínez-Almeida, entre otros. El vicepresidente primero, Ricardo Cabezas, le ha acompañado en la capital madrileña.

El citado foro tiene como eje central el análisis de los distintos PERTE y de las principales reformas adoptadas tras la llegada de los Fondos Next Generation bajo el paraguas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
En concreto, Gallardo ha coincidido en la mesa redonda de esta última jornada del Wake Up Spain con el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón (PP). Y ambos han coincidido en destacar el papel de las instituciones locales como presente, pasado y futuro de la organización territorial del Estado.

En el encuentro moderado por Paloma Baena, directora sénior de la unidad Next Generation EU en LLYC, ambos han criticado que sus administraciones «intermedias» tengan que estar continuamente justificando su vigencia e importancia como «canalizadores y facilitadores de soluciones a las necesidades de los municipios» frente al Estado y las comunidades autónomas.

El presidente de la Diputación de Badajoz ha explicado, en primer lugar, que hay una España cuya presencia normalmente no suele estar sobre los debates importantes de la economía y del país “pero que es imprescindible”. Utilizando un símil sobre el cuerpo humano, ha indicado que las arterias se corresponden con el Estado, las venas serían las comunidades autónomas y los capilares se corresponden con los ayuntamientos y las diputaciones. Sin éstos últimos, “muere el ser humano y, por tanto, también el Estado”.

Como ha dicho, hay que tener en cuenta “la importancia que tiene que se nos considere Estado porque lo somos para cualquier situación y, fundamentalmente, contribuimos a que España pueda progresar más de manera equilibrada”.
A continuación, éste se ha referido al papel de las diputaciones, “muchas veces desconocido y puesto en tela de juicio, aunque cualquier alcalde o alcaldesa de un municipio rural sabe muy bien qué es lo que significa”. Por tanto, ha añadido, la Diputación debe orientar sobre estos fondos europeos como “una verdadera oportunidad para buscar el ensamblaje entre el mundo rural y el urbano”.

En otro momento de su intervención, y al referirse a la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19, ha resaltado la labor del mundo rural pues, como dijo, “ha dado de comer a las ciudades, demostrando que somos imprescindibles para el progreso”.

Miguel Ángel Gallardo ha manifestado que estos fondos implican un esfuerzo común para lograr invertir hasta el último euro y que se ejecuten en proyectos de impulso, “y en este caso la responsabilidad de las diputaciones es trabajar para que la gente pueda quedarse en sus pueblos porque existe un proyecto de vida”. Para ello, sostiene que son imprescindibles las telecomunicaciones que “desde cualquier punto te conectan al mundo”.

También ha hablado en la necesidad de avanzar en una red digna de carreteras, aunque estos fondos no entren en este tipo de financiación por la huella de carbono, recordando que las diputaciones son las administraciones que tienen más red de kilómetros de estas vías. “Para generar empleo, riqueza y tener la oportunidad de que el mundo rural pueda coexistir con un mundo urbano que necesita mucho consumo que ha de venir de los pueblos, la institución provincial ha de tener un papel destacado en estos fondos Next Generation”.

Esta realidad, ha definido el presidente, “no es sencilla porque nunca se piensa en la dificultad de lo rural cuando se gestionan estos fondos”. Lo ha ejemplificado en las convocatorias de concurrencia pública, algo complicado cuando un ayuntamiento como el de Guareña tiene que competir con el de Madrid, por ejemplo. “Por eso deben servir las diputaciones de canalizadores, como buenos gestores”. En este sentido ha indicado que si se comprueba un histórico de cómo han gestionado las diputaciones los fondos europeos, “hemos sido capaces de llegar a un nivel de cumplimiento del 100%”.

En cualquier caso, Gallardo ha marcado prioridades, entre ellas y como líneas de actuación la digitalización, los residuos sólidos urbanos y el ciclo integral del agua. Ha hablado, además, de los servicios de coordinación que “gracias a Promedio podemos abordarlo”.

Además, éste ha destacado que Badajoz es la única provincia de España que tiene una red de electrolineras rápidas y semirápidas a 35 kilómetros de distancia entre ellas.

Política con rostro humano

Miguel Ángel Gallardo ha afirmado que “en este país, a los ayuntamientos que somos la política con rostro humano, no han llegado a considerarnos mayores de edad».

En este sentido, el presidente pacense se ha sumado a la exigencia: «Esa falta de confianza ha significado que aquellos que tenemos que prestar los servicios desde la más absoluta proximidad, no podamos dar respuesta». Y como ejemplo de todo lo que se puede hacer, ha puesto en valor la iniciativa local de “unión desde la concordia» de Don Benito y Villanueva de la Serena, municipio éste último del que también es alcalde.

“Desde lo rural podemos hacer cosas increíbles y sorprendentes, como es la fusión de Don Benito y Villanueva de la Serena, que deciden unirse precisamente para garantizar el futuro de las nuevas generaciones”, ha afirmado.
Respecto a los fondos Next Generation, Gallardo ha destacado que en Badajoz el reto ha sido que los concejales y alcaldes tuvieran «toda la información y formación respecto a estos fondos», para lo que se implementaron jornadas y una herramienta web para facilitar las solicitudes.

También ha incidido en el «plan antifraude, imprescindible para poder llevar a a cabo con garantías los proyectos». Algo que ha dicho a lo que le tenían mucho miedo los alcaldes. Por eso desde la Diputación de Badajoz se ha creado un «modelo tipo» que les ayude en las solicitudes.