El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha asistido esta tarde en Mérida al arranque del curso de verano de la UNED ‘Retos de la evaluación de políticas públicas en la era postcovid’, cuya inauguración oficial ha corrido a cargo del Ministro de Universidades del Gobierno de España, Joan Subirats.

Se trata de un programa del departamento de Ciencia Políticas de la universidad a distancia. Precisamente, el presidente provincial ha valorado la “oportunidad” del citado curso, sobre todo tras la reciente creación del Colegio Profesional de Ciencias Políticas y Sociología de Extremadura y a la elaboración del anteproyecto de ley de evaluación de políticas públicas.

Tras empezar su discurso teniendo un cariñoso recuerdo a los municipios afectados por los incendios de Extremadura y a los profesionales entregados a su extinción, Miguel Ángel Gallardo ha afirmado que “tenemos miedo al fracaso”. Y en este sentido, ha precisado que “evaluar es conocer la realidad, es valorar y saber en que has acertado y en que te has equivocado, para proceder con una toma de decisiones que mejoren las intervenciones públicas”.

Éste ha recordado que en el año 2020 desde la Diputación de Badajoz se puso en marcha el Plan Suma, para el que se destinaron 27 millones de euros. Sin embargo, en un plan de evaluación sobre este programa de acción ante la Covid-19 se descubrió que el impacto económico había sido casi el doble, aproximadamente de 46 millones de euros.
Por ello, no ha dudado en señalar que la evaluación “es la mejor forma para tener una administración pública transparente y responder a las exigencias actuales de la ciudadanía”.

Por su parte, la vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Extremadura, Pilar Blanco Morales, no ha dudado en señalar que “la evaluación de las políticas públicas es imprescindible para la corrección de la acción política”. Por ello, considera vital que se prime la rendición de cuentas y haya transparencia en la gestión del gobierno.

Por último, el Ministro de Universidades, Joan Subirats, ha valorado la celebración de este curso para reforzar la significación de la evaluación, en un tiempo en el que “la atención de la ciudadanía y el deber de rendir cuentas deben primar como exigencia democrática”.

En la misma línea se han mostrado el rector de la UNED, Ricardo Mairal, la directora del Centro de Asociado de Mérida, Marta Gómez, y la directora del curso de verano, Angustias María Hombrado, que han justificado la celebración de este curso en el momento que vivimos. Como apuntan, es precisamente en estos tiempos críticos, tras la pandemia de la covid-19, cuando se manifiesta más claramente la necesidad e importancia de una evaluación de políticas rigurosa.