El vicepresidente primero de la Diputación, Ricardo Cabezas, junto con el director del Museo de la Catedral de Badajoz, Juan Román García y la directora del Museo de Bellas Artes, María Teresa Rodríguez, presentó hoy la nueva temporada de la Sala de la Provincia del Museo Catedralicio. Esta temporada ha comenzado ya y se prolongará hasta el mes de julio del próximo año.

En 2019 comenzó la colaboración entre la Diputación, a través del Área de Cultura, con el Arzobispado de Mérida en Badajoz en el proyecto expositivo ‘La pieza invitada’ que se desarrolla en la denominada Sala de la Provincia.

Esta es la tercera anualidad de su desarrollo. El hilo conductor es el de reunir durante un mes en esta sala una pieza religiosa de una iglesia parroquia o convento de una comarca determinada, junto con una pieza de la colección del MUBA cuyo artista sea también de la misma comarca.

Según explicó María Teresa Rodríguez, el programa comenzó el pasado mes de noviembre con la escultura del Cristo del Amparo de Alburquerque y los Bebedores Portugueses de Adelardo Covarsí. Hoy 13 de diciembre, se exponen la Virgen de Cubillana de Arroyo de San Serván y el grabado de la serie Conmemorativa de Yuste 2008, de Javier Fernández de Molina, ambas obras asociadas a Mérida-Vegas Bajas.

En 2023, entre enero y febrero, le toca el turno a Campiña Sur con la Estatua Orante de Mármol de Francisco Martínez Siliceo (siglo XVI) de Villagarcía de la Torre y Procesión en Castilla, de Rogelio García Vázquez, natural de Maguilla.

Entre febrero y marzo se expondrán la Escultura del Cristo Muerto de marfil (siglo XVII) de las Carmelitas Descalzas de Talavera la Real, y el dibujo a la cera de Evangelista, obra de José Amador Purificación, de Talavera la Real. Esta exposición está dedicada a la comarca Tierras de Badajoz.

Ya entre marzo y abril la muestra la protagonizarán el Cristo Yacente en caña de maíz de La Candelaria de Zafra, y el óleo Hombre Solitario de Manuel Santiago Morato, natural de Los Santos de Maimona. Por tanto, ambas obras están relacionadas con Zafra-Río Bodión.

Las siguientes piezas en presentarse entre abril y mayo están asociadas con la comarca Campiña Sur. Se trata de Custodia de Asiento, obra en plata sobredorada de la iglesia Nuestra Señora de la Consolación de Azuaga, y Paisaje de la Sierra de Cazorla, de Eduardo Acosta de Villagarcía de la Torre.

Continúa la programación entre mayo y junio con la comarca Sierra Suroeste. Serán la escultura en terracota Virgen con Niño, de Fregenal de la Sierra, y Una Jovencita, obra de Eugenio Hermoso, natural de la misma localidad.

Y finaliza el programa con la comarca Mérida-Vegas Bajas entre junio y julio. Se podrán contemplar la escultura Santa Ana con la Virgen Niña, de la Parroquia de Montijo, y la escultura Jesús y el discípulo de Emaús de la escultora de Arrollo de San Serván Rosa Telesforo.

Algunas de las piezas de esta temporada han estado expuestas en Las Edades del Hombre, de Plasencia.

Cabezas recordó que el programa ha reunido a lo largo de estos años piezas religiosas de indudable calidad, singularidad y valía de los siglos XV al XVIII realizadas por artistas nacionales e internacionales, junto con pinturas y esculturas de artistas de entre los siglos XIX y XXI.

Para el director del Museo Catedralicio, la Sala de la Provincia es traer a Badajoz un escaparate de la riqueza patrimonial de las comarcas. También destacó las dificultades que conlleva trasladar algunas de estas piezas por su altísimo valor.