Emulsión Teatro cumple diez años como compañía y lo hace sobre el escenario del Festival de Teatro Clásico de Cáceres con el estreno de De placeres, saberes y temores. La cuarta obra extremeña incluida en el programa La Escena Clásica de esta 34 edición se presenta mañana miércoles en la plaza de San Jorge. Al día siguiente Las piezas clásicas acogen el estreno de Ophelia, vino y justicia, escrita e interpretado por la actriz extremeña Laura Moreira.

El grupo fundado en 2013 por Asunción Mieres está en gran parte vinculado al festival cacereño, donde ha presentado siete montajes, una parte de ellos adaptaciones para los más pequeños, con marionetas interpretando las historias de algunos de los personajes más reconocidos de la literatura clásica (Don Juan TenorioDon QuijoteEl lazarillo de Tormes, El Conde Lucanor, Otelo, Romeo y Julieta). Otra parte de sus espectáculos fue concebida para adultos, como Juego de damas de Isidro Timón, Las dos bandoleras y La Serrana de la Vera de Lope de Vega.

Podría decirse de De placeres, saberes y temores que es un ejemplo teatral de sororidad, de complicidad y unión entre mujeres en un mundo de hombres que las relegan en la vida social o las persiguen.

Asunción Mieres, con la complicidad de Jonathan González y Virginia Campón, ha escrito un drama ambientado en el Toledo de finales del siglo XV, sobre una joven violada y socorrida por una vieja partera. Entre estos dos personajes se establece un vínculo indestructible. La anciana, sin descendencia, encuentra en la joven a alguien a quien transmitir su legado. A través de ella, la obra cuenta la historia de mujeres que vivieron de curar y remediar males amorosos de otras mujeres. Que fueron perseguidas por saber más de lo que debían según los hombres y fueron acosadas por la iglesia, la inquisición y la misma sociedad que usaba de ellas y al mismo tiempo las condenaba.

Esta reivindicación feminista, pero desde una perspectiva diferente, se encuentra también en Ophelia: vino y justicia, una pequeña pieza teatral que presenta la actriz extremeña Laura Moreira en dos funciones, el jueves y el viernes, en el patio del Archivo Histórico Provincial.

Nacida en Montijo en 1981, Moreira ha estrenado varias de sus piezas con su propia compañía Lakarraka, creada en 2015. Su última obra antes de Ophelia: vino y justicia, fue Grosella (2022), la historia de una mujer chabolista y madre soltera.

La muestra de microteatro que la actriz extremeña representa en el festival cacereño se inspira libremente en la muerte del personaje de Ofelia de Hamlet, para abordar el tema del feminicidio y la devaluación de la mujer.

Apoyada en la imagen del conocido cuadro del pintor del siglo XIX John Everett Millais, donde Ofelia yace en el río, el montaje, según su autora, invita también a cuestionar los medios de comunicación y la difusión de noticias falsas y “a hacernos preguntas y no aceptar cualquier respuesta como la certera”.

El Brujo

Además de estas dos muestras de teatro extremeño, el festival vuelve a contar esta semana con uno los grandes intérpretes de la escena española, El Brujo, que representa en la plaza de San Jorge (jueves y viernes) su espectáculo más reciente, El viaje del monstruo fiero.

Como es habitual en el actor, se presenta solo en escena (acompañado por el músico Javier Alejano) para emprender un viaje, el suyo propio en el teatro. Y lo hace a través de los textos clásicos en los que ha trabajado durante los últimos quince años.

Autores como Lope de Vega, Quevedo, Cervantes, Santa Teresa de Jesús o San Juan de la Cruz se entrecruzan en un texto en el que El Brujo recita y reflexiona y establece relaciones entre unos escritores y otros.

La obra la ha planteado como un homenaje a los comediantes, que, como los de la película de Fernán Gómez, El viaje a ninguna parte, al que también homenajea.

Además, mañana miércoles concluyen las funciones de Esbozos Áureos con la interpretación de La madrágora de Maquiavelo, a cargo de alumnos de la escuela de teatro cacereña Maltravieso en el Palacio de Carvajal (20.00). Y el jueves se proyecta en la Filmoteca de Extremadura la última película de la sección Cine entre bambalinas, el documental Nise, un viaje en la Nao d’amores. El filme sumerge al espectador en el universo teatral de la compañía Nao d’amores y muestra a sus componentes confinados en un pueblo de la provincia de Segovia para ensayar y estudiar el montaje Nise, la tragedia de Inés de Castro.