La Asociación de Universidades Populares de Extremadura, en colaboración con el colectivo de artistas Tia Homes y el soporte de las Diputaciones provinciales de Badajoz y Cáceres, llevará a cuatro localidades de la región el proyecto “Arte en la calle”, con el que invita a la ciudadanía a reflexionar y actuar para recuperar la costumbre de “tomar el fresco”.

Bohonal de Ibor, Cabeza la Vaca, Torrejoncillo y Torremayor son las cuatro localidades que participan en esta primera edición de “Arte en la calle”, un proyecto de intervención artística en el espacio público que viene a dinamizar e implicar a la población en torno a procesos de participación artística desde la reflexión y la acción.

Enfocado en dinámicas de escucha y respeto al entorno, esta iniciativa incide en ampliar nuestras percepciones y profundizar en las conexiones ocultas u olvidadas de la relación con nuestro entorno.

Para ello, se generará un proceso que gira alrededor de tres ejes: el diálogo con el territorio, la creación de obras artísticas específicas y diversas acciones de mediación.

Extremadura es una región rica en naturaleza, cielos estrellados y calidad de vida, que se puede asociar a la vida “slow” que tanto se persigue en la actualidad, aunque el desarrollo y los cambios acelerados en nuestras formas de vida han hecho que dejemos atrás costumbres ancestrales que nos hacen especialmente particulares y únicos en Europa y España. Entre ellas la de “sentarse al fresco” al finalizar el día, uno de los usos sociales que se está reivindicando como patrimonio cultural inmaterial en algunos municipios del sur de España.

Con este proyecto, a través de las acciones divulgativas, de sensibilización y formativas (encuentros, jornadas, proyecciones, talleres…), se pretende crear un espacio de diálogo y reflexión compartida en torno al concepto de “al fresco”, cuyo objetivo es la creación de una obra artística participativa en la que quede plasmado el imaginario local y que pretende ser el punto de partida de nuevas propuestas artísticas y creativas en el espacio urbano.

En esta edición, el objeto simbólico escogido ha sido la silla de enea o de bayón que, en tamaño gigante (3 metros de altura), será intervenida, procesionada e instalada en lugares emblemáticos de las localidades participantes con el fin de reivindicar artísticamente esta costumbre ancestral que reúne a la vecindad en la puerta de sus casas tanto en pueblos como barrios y que está vinculada con la luz, el frescor, la conversación, el cante, el encuentro y el bienestar.

En cada municipio se realizará un proceso participativo y de reflexión colectiva enfocado a identificar aquellos elementos gráficos, sonoros y visuales propios de su entorno que serán trabajados artísticamente sobre la silla, la cual será instalada tras una actividad performática y festiva al aire libre.

En cuanto a las fechas, las primeras actividades comienzan hoy en Bohonal de Ibor, que acogerá diversos talleres y actividades en torno a la silla que será procesionada en una actividad performática el día 12 de julio. Además, en torno a esta actividad el propio pueblo, con la colaboración del Ayuntamiento, asociaciones locales y vecinos y vecinas han organizado una convivencia final y una actividad de visionado de estrellas.

A Bohonal de Ibor le toma el testigo Torremayor, que desarrollará las acciones los días 24 y 25 de julio. Por su parte, Cabeza la Vaca hará lo propio los días 7 y 8 de agosto. Cerrará esta primera edición Torrejoncillo, que tiene programada las actividades para los días 26 y 27 de agosto.

Todas las personas que quieran participar solo tienen que contactar con las Universidades Populares que acogen el proyecto. Las performances se harán en el espacio público, están abiertas a todos los públicos y se realizarán los días 12 y 25 de julio en Bohonal de Ibor y Torremayor respectivamente, y los días 8 y 27 de agosto en Cabeza la Vaca y Torrejoncillo.